Blog Page Title

Los perros callejeros comienzan una nueva vida

SOC ADOPCION DE MASCOTAS POR PARTE DE LA FUNDACION EDNA SE REALIZO EN

‘Didi’ es una perra que tiene un año de edad, aproximadamente. Su vivacidad al relacionarse con personas la hizo conseguir un hogar definitivo. Había sido hallada 2 semanas antes por miembros de la fundación de rescate animal Enda y tras un rápido proceso de recuperación ayer fue adoptada por una mujer, quien alegó que buscaba compañía y su mejor opción era una mascota.

‘Didi’ es uno de los canes que estuvieron en adopción, la mañana y tarde de ayer, en un evento organizado por esa fundación. Se realizó en el sector Valle de los Chillos, en el suroriente de Quito, en donde los voluntarios de la fundación buscaron que algunos de los animalitos rescatados consigan un hogar responsable que los cuide.

Según la información del Municipio de Quito, se estima que en la urbe existen más de 150 mil perros callejeros. El Cabildo clasifica a los perros como ‘callejizados’ (que viven en las vías) y con dueño (que regresan a sus casas para dormir).

Las cifras demuestran que el 80% de ellos que deambulan por las calles de la capital tiene dueño y el 20% forma parte de la otra categoría.

Dolores Olmedo, quien acogió un can, dijo que hacer esto es darle una nueva oportunidad al animal. “En diciembre es común que algunos padres de familia consideren que el mejor regalo que le pueden hacer a su hijo es comprarle un perro, pero transcurre el tiempo y se dan cuenta que no pueden cuidarlo, por lo que lo botan a la calle”, indicó.

Según Olmedo, al adoptar un animal le da una nueva oportunidad de vida. “El momento que acepté cuidarlo también me comprometí a darle una mejor calidad de vida, a vigilar por su bienestar”.

María José Cuesta, miembro de la fundación Enda, indicó que al mes rescatan de la calle aproximadamente 5 mascotas. “Encontramos perros de todo tipo, grandes, pequeños, cachorros o ya mayores. Tras el rescate los esterilizamos y vacunamos para que sus nuevos amos no tengan inconvenientes y luego les buscamos un hogar”, detalló.

La adopción en este caso no tiene ningún costo, pero uno de los requisitos es la responsabilidad que deben tener sus nuevos dueños.

Miembros del grupo de rescate animal hacen un seguimiento para saber si la mascota está en mejores condiciones de vida, caso contrario lo retiran.

http://www.telegrafo.com.ec/