Blog Page Title

El uso de las TIC, un reto para la universidad

14-01-15-SOC-EDUCAWEB_0c12784efa67c97e4be2614995801038

Solo la demanda de títulos de maestrías online se ha incrementado el 300% en los últimos 2 años. Expertos hablan de un mundo en el que proliferen las carreras a distancia y cursos gratuitos.

A los 12 años, Luis Iván Cuende era casi un genio. Aprendió a programar solo buscando ayuda en internet. A esa edad creó un sistema operativo de software libre; a los 15 ganó un premio al mejor hacker europeo.

También se dedicó a dar conferencias por el mundo y fue asesor especial de la vicepresidenta de la Comisión Europea. “Simplemente, creo que la universidad no aporta nada a mi método de aprendizaje, porque aunque no esté en el aula yo aprendo todos los días”, explicó el joven hace algunos días a diario El País de España.

Luis Iván forma parte de la nueva generación de estudiantes, chicos que ven a la internet como su campus del saber. Es el nuevo paradigma: salir de las aulas y educarse online, y aún más involucrar a las Tecnologías de la Innovación y Comunicación (TIC) en el proceso de aprendizaje.

Para varios profesores, la universidad ahora tiene el reto de adaptarse a estas necesidades de los jóvenes. Hablan de un mundo en el que podría multiplicarse la entrega de títulos online y donde la principal demanda de estudios y de talleres sea por la internet y las carreras se estudien a distancia.

Actualmente ya hay cursos online gratuitos, mostrando que tener una carrera universitaria no siempre es necesaria. “Lo que es seguro es que tener una educación universitaria deberá suponer habilidad para manejar el cambio, la colaboración, la sobrecarga de información y la incertidumbre”, dijo la profesora Cathy Davidson, de la Universidad de Duke (EE.UU.), a El País.

En la Universidad Nacional de Educación a Distancia UNED (España), los estudiantes de primer ciclo menores de 21 años han pasado en los últimos 5 cursos de 2,7% a 4,6% (7.090) y en la Universidad Oberta de Cataluña (UOC) de 1,7% a 3,2%.

Ecuador no escapa de la tendencia y solo el año pasado se contabilizaron 67.191 alumnos inscritos a distancia. Según la Senescyt, las carreras de Derecho, Administración e Ingenierías captan la mayoría de las matrículas.

Con la lupa en Ecuador

Desde 2009 el país ha emprendido cambios en la educación. Se cerraron varias universidades, se las categorizó y este año se iniciará la evaluación de carreras. Además se crearon 4 nuevas universidades, entre ellas, la Universidad de Investigación de Tecnología Experimental Yachay, que tendrá el primer parque tecnológico.

Diana Burbano es ecuatoriana pero está radicada en Canadá, donde estudia un doctorado en Geografía en la Universidad McGill. Explica que la educación allá no es tradicional como en Ecuador, pues no solo se enfoca a la clase que dicta el profesor, sino que el alumno es quien debe generar conocimiento, incluso fuera del aula.

Asegura que todos los trabajos requieren de un análisis exhaustivo de datos y de investigación usando las herramientas disponibles de la universidad y de la web.

Diana, quien volverá al país en 2017, reconoce que Ecuador aún tiene un reto: incluir a las TIC en la educación. Explica que desea implementar una enseñanza donde el estudiante adquiera un real sentido de la investigación y del manejo trascendental de las tecnologías.

“El reto estará en la capacidad de las universidades para tener bibliotecas virtuales de calidad, que cuenten con libros actualizados y con acceso a revistas científicas que  contienen la información más actualizada en todos los campos académicos”, afirma Diana.

Además, una de las falencias que persisten en la educación a distancia es la falta de tutores y consultorías online.

Andrés Hermann, consultor en TIC y educación, reconoce los cambios positivos en la universidad ecuatoriana, pero considera que aún no estamos a la vanguardia de la tecnología.  “Para que el cambio suceda se tendrá que consolidar estos procesos desde las bases (…) la tecnología y la ciencia tiene que ser parte del currículo educativo en los primeros años”, explica.

Su tesis es que se debe generar espacio de alfabetización digital para adultos, maestros, padres y jóvenes, y que pasen no solo de consumir servicios en la internet (navegar en redes sociales o usar un correo electrónico), sino que sean capaces de crear contenidos.

DATOS

La demanda de maestrías online en el mundo ha crecido el 300% en los últimos 2 años y el 17% de  los matriculados de estas titulaciones son alumnos virtuales, según la Universidad Oberta de Cataluña.

La directora a Distancia de la UIDE, Noemí Oleas, considera que el estudiante “es el verdadero protagonista del aprendizaje”. Al centro superior asiste  un promedio de 1.800 personas en esta modalidad.

La Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL) en el país es la más antigua en ofrecer educación a distancia. Inició con esta modalidad en 1976 y hasta la fecha ha formado 24 mil estudiantes en el país y el mundo.

http://www.telegrafo.com.ec/