Blog Page Title

Temperaturas de hasta 25 °C en Quito se debe a influencia climática del Pacífico

quito1_95780fef4dab75bb4c2a64bf990f2f43

Édgar Vaca, técnico del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), señaló que en este mes en Quito se han registrado temperaturas que oscilan entre los 22 °C y 25 °C.

El Inamhi registró la temperatura más alta en la capital el lunes 12, que fue de 25°C.

El técnico explica que la ola de calor se debe a una circulación de influencia del Pacífico, que ha permitido que se perciba una estación seca-fría en la capital. Detalló que el cielo de Quito estuvo completamente despejado y por ello hubo mayor influencia de la radiación solar. Sin embargo, detalló que aquello no se evidenció solo en la capital, sino también en el resto del país que recibió esa influencia climática. “Esto produjo que tengamos temperaturas altas que son propias de la época”, dijo Vaca.

El funcionario del Inamhi indicó que en los próximos días se tendrá el ingreso de humedades de la cuenca amazónica en Quito y que por ello, “las temperaturas no van a estar tan altas (…) y los cielos van a estar con más nubosidad”.

Estimó que en las próximas 72 horas podrían presentarse “lluvias” para Quito. Indicó que el fenómeno es similar al que se vive en esta época, “es normal”, precisó.

Sin embargo, la ola de calor no terminará de golpe en la capital, pues habrá “impulsos de humedad (lluvias), pero estas se retirarán dando paso al sol, así seguiremos hasta la época definitiva de lluvia, que se presenta entre marzo y abril”.

Clima de Quito es inestable

Vaca afirmó que el clima de Quito siempre ha sido inestable por la atmósfera, “que siempre tiene cambios”. Indicó que la capital depende de los diferentes sistemas (perturbaciones amazónicas, zona de influencia intertropical, Oceánicas, Aguada del sur) por estar ubicado en el centro de la tierra.

El funcionario señaló que la erosión y la contaminación inciden en los cambios climáticos. Aludió que la tala indiscriminada de bosques influye en los cambios climáticos bruscos.

http://www.telegrafo.com.ec/