Blog Page Title

Cadena acaparaba más del 30% de inventario de víveres en Venezuela

Luego de la inspección de las autoridades, 36 tiendas fueron ocupadas por ocasionar desabastecimiento de productos. Los dueños fueron detenidos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó la ocupación de la cadena de supermercados Día a Día, que comprende 36 tiendas y pidió que se proceda a la detención de sus dueños por propiciar el desabastecimiento de alimentos y estar incursos en una “guerra alimentaria contra el pueblo”. Esta acción se suma a la intervención de la red de farmacias Farmatodo el domingo.

La medida se aplicó “en toda la cadena de almacenamiento, producción y venta, para la protección de los venezolanos”, confirmó el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, tras un operativo de fiscalización que se realizó ayer en las tiendas en horas de la madrugada, informó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN).

Cabello enfatizó que los derechos laborales de los trabajadores de esta distribuidora de alimentos están garantizados por el gobierno, al igual que el suministro de los alimentos guardados en las tiendas.

La Gran Misión Alimentación del Gobierno de Maduro entregó solo en enero de este año 591 mil toneladas de productos de primera necesidad y en 2014 más de 4 millones de toneladas.

Para 2015, ya está garantizada la distribución de 6 millones de toneladas de alimentos, según informó el Gobierno a Telesur.

Maduro anunció la intervención a la cadena alimenticia durante una plenaria extraordinaria para elegir a los nuevos miembros de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en el Poliedro de Caracas.

La operación ocurre luego que se detectaron las irregularidades en la cadena Día a Día, pues el vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, y el jefe de Gobierno del Distrito Capital, Ernesto Villegas, inspeccionaron una de las sucursales principales situadas en Caracas, donde habían acaparado más del 30% de productos adicionales al inventario para la temporada. “¿Esto es guerra económica o qué es?… están buscando que el pueblo se irrite”, puntualizó Maduro.

La Superintendencia Nacional de Precios Justos también abrió el domingo un procedimiento a la cadena Farmatodo por incurrir en irregularidades en la atención a los clientes, recordó Maduro.

Tras inspecciones a la red de farmacias se constató que había numerosas cajas de cobro vacías mientras los clientes hacían extensas colas, publicó Prensa Latina.

La cadena Farmatodo, con más de 160 tiendas en el país, informó que 6 de sus directivos fueron citados para un interrogatorio en la sede del  Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin).

En los últimos meses, Venezuela ha experimentado una crisis de escasez y desabastecimiento, lo que ha provocado largas colas de ciudadanos en las tiendas. Los comerciantes atribuyen la crisis a los problemas de asignación de divisas para la importación de productos y materias primas, mientras que el Gobierno los responsabiliza de acaparar, esconder los productos de primera necesidad y generar una “percepción” de escasez para “irritar” a los venezolanos como parte de una “guerra económica”.

Maduro enfatizó que el Gobierno debe tomar el control del sistema de distribución, abastecimiento y fijación de precios de los productos y servicios, para contrarrestar la actual situación.

http://www.telegrafo.com.ec/