Blog Page Title

Situación del Issfa incomoda a militares en servicio pasivo

Militares en servicio pasivo de todo el país agrupados en unas 16 organizaciones no descartan movilizaciones para exigir el pago de pensiones atrasadas y el mejoramiento de la calidad del servicio del Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa).

Más de 20 representantes de gremios de Guayaquil, Loja, Quito, Cuenca, Zamora, Puyo y otras se reunieron ayer en la Asociación de Militares en Servicio Pasivo ‘Libertad’, ubicada en Brasil y José de Antepara, para tratar diferentes temas relacionados a sus derechos.

El presidente de la Asociación ‘Vigía’, de Guayaquil, Carlos Paredes, denunció que el principal problema que los aqueja tiene que ver con la salud porque “están cerrando los hospitales HB1, HB3 y HB7” (en El Oro y Loja).

“Estamos pasando por situaciones críticas y difíciles. Al igual que en el IESS (Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social), para acudir a una cita médica con un especialista hay que esperar cuatro u ocho meses”, explicó Paredes, quien subraya que la gran mayoría de jubilados son de la tercera edad y necesitan ser “atendidos de manera prioritaria”.

También se quejó del retraso en la cancelación del incremento de las pensiones jubilares desde el 2012 hasta el 2015.

“El ministro Fernando Cordero dijo en una entrevista que el Ejecutivo está empeñado en cancelar los valores de las pensiones jubilares de militares y policías pensionistas, cuando no ha podido en su oportunidad pagar el incremento de las pensiones”, detalló Paredes.

Pedro Mota, quien fue presidente de la asociación en la que se citaron, indicó que otra de sus exigencias es el pago de los retroactivos de la homologación salarial del 2008 y del 2009 a cuatro grados que, a su criterio, fueron discriminados.

“Mediante decreto 881 se dispuso esta cancelación, pero aduciendo que hubo un error el Ejecutivo excluyó a los grados correspondientes a mayor, capitán, suboficial mayor y suboficial primero”, dijo Mota.

Asimismo los exmilitares exigieron al Gobierno la devolución de los fondos correspondientes a Retiro, Invalidez y Muerte (RIM) a aquellos jubilados a los que se les descontó de su pensión, aún retirados, entre el 1993 y el 2007.

“Arbitraria e inconstitucionalmente se seguía descontando el 7,25% por el RIM. Son valores retenidos por el Issfa y que no han sido cancelados a todos los militares retirados, los que reciben el montepío y herederos”, argumentó. (I)

25
mil militares retirados no recibieron cesantía, afirmaron.

Dicen que no desaparecerá el Issfa, lo que quedará es solo el nombre y una prestadora de servicios. Todos nuestros recursos van a ser manejados por cinco ministros …”.
Pedro Mota, militar retirado

El hospital militar en Loja va a desaparecer. Se informó que en el terreno van a hacer la terminal terrestre, artillería está dividido y el hospital será la sinfónica”.
Juan López, militar retirado

http://www.eluniverso.com/