Blog Page Title

Salida de financista no altera demanda contra Chevron

La transnacional abrió juicios a James Russell De-León en Gibraltar y esto lo obligó a retirarse del proceso.

El abogado de los afectados de la Amazonía por la contaminación de la multinacional Chevron Texaco, Pablo Fajardo, confirmó que el único financista privado que tenían decidió renunciar al proceso, pero que esta decisión no afecta en nada al caso que siguen los perjudicados por la contaminación incalculable que la empresa causó en territorio ecuatoriano.

Es cierto que James Russell De Leon entregó $ 23 millones para invertir en el juicio y al momento de ganar se le devolvería el monto con intereses, según confirmó Fajardo.

Aclaró que el inversionista (Russell) no puede regalar algo a Chevron. “No puede ceder los derechos a Chevron porque él no era dueño, él no era el demandante y usted no puede regalar algo que no es suyo”, aclaró el jurista ecuatoriano. Según declaraciones del extranjero, luego de su acuerdo con Chevron confirmó que su aporte es lo que indicó Fajardo, pero detalló que tenía previsto recibir 7% del total de la demanda que asciende a $ 9,5 mil millones.

Según Fajardo el aporte de Russell De León se realizó hasta  2012, pero que de ahí en adelante no entregó más dinero. Él se retira y renuncia a sus derechos en este caso, enfatizó el abogado, quien interpreta esta acción por parte del inversionista extranjero como uno  más de los actos de persecución que ha montado la multinacional en contra de los afectados.

“Hay que entender que el objetivo  de Chevron es dejar a las víctimas en la indefensión. Chevron no es capaz de defenderse ante las cortes por medios legales porque no tiene razón. Es imposible negar que hay una contaminación y que esta fue provocada por ellos. Ante esa incapacidad lo que hacen es perseguir e ir detrás de cientos de personas que apoyen esta lucha”, detalló Fajardo, lo que sustenta en una demanda que Chevron interpuso a Russell DeLeon en Gibraltar en donde tiene su residencia. “Por ello, evidentemente, se dio cuenta de que el juicio podía costarle más de lo que podía ganar y es lógico que haya decidido retirarse”, enfatizó.

Aquello se confirma en un comunicado de Chevron, en donde da a conocer que la empresa llegó a un acuerdo con el financista de los amazónicos afectados y que se concretó luego de que Russell decidiera retirar su participación como financista de los ecuatorianos en el litigio. La multinacional  a su vez se comprometió a liberar a De León de todos los reclamos presentados por la empresa en su contra.
Nueva audiencia en New York

El 4 de marzo de 2014, el juez Lewis Kaplan, de la Corte Federal para el Distrito Sur de Nueva York, dictaminó que la sentencia de $ 9,5 mil millones contra Chevron en Ecuador fue producto de fraude y asociación ilícita para delinquir y extorsionar, encontrándola inejecutable en Estados Unidos.

Determinó también que Steven Donziger, el abogado principal detrás de la demanda, violó la ley de asociación ilícita y fraude RICO (por sus siglas en inglés).

Sobre esto Fajardo aclaró que la sentencia de Kaplan está basada en el testimonio de Alberto Guerra, exjuez ecuatoriano, quien afirmó que la sentencia la redactaron los demandantes, lo que ha sido contrarrestado con 4 peritos informáticos, uno de ellos pagado por la petrolera, que realizaron análisis profundos a la computadora del juez Zambrano y quienes concluyeron que la sentencia fue escrita en la computadora que el Consejo de la Judicatura le dio al magistrado. Según Fajardo estos informes se han mantenido ocultos porque su resultado no le conviene a la petrolera estadounidense.

Pese a todas las acciones que la empresa realiza para evitar cumplir con la sentencia dictada en Ecuador que le ordena pagar para resarcir los daños en la Amazonía, los ecuatorianos tienen la esperanza puesta en la audiencia fijada para el 30 de marzo cuando se revisará la sentencia emitida por Kaplan.

Se espera que la sentencia emitida en 2014 sea revertida en favor de los ecuatorianos.

DATOS

El juez Nicolás Zambrano, de la Corte Provincial de Sucumbíos en Ecuador, dictó una sentencia en contra de Chevron el 14 de febrero de 2011. Esta decisión impone a Chevron el pago de daños y perjuicios.

En junio de 2014 en el Enlace ciudadano se dio a conocer que la empresa Chevron habría contratado a 12 empresas para que se encarguen de realizar cabildeo en su favor y disminuyan las alegaciones ecuatorianas.

El 8 de octubre de 2014, en una decisión unánime de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York, se rechazó de manera sumaria la apelación de la compañía Chevron Texaco, que pretendía trasladar a Ecuador la responsabilidad en el posible pago de una indemnización, en el evento de que pierda en el juicio por daños ambientales.

http://www.telegrafo.com.ec/