Blog Page Title

511 notarías están conectadas con los servidores del CJ en Quito

Con la aprobación del Cogep los notarios tendrán 25 nuevas competencias como tramitar divorcios. El uso de la factura electrónica es otra de las innovaciones.

A Nury P. le tomó alrededor de una hora realizar un reconocimiento de firma en una notaría del norte de Quito, aunque el documento le entregaron al siguiente día, la atención fue rápida, “en realidad noté que ya no hay tramitadores y uno mismo puede hacer las gestiones  sin mayor dificultad, vine a recoger el papel, pagué y eso fue todo sin problema”.

Desde esta semana todas las notarías están enlazadas con los servidores del Consejo de la Judicatura (CJ), cuya base está en Quito, lo cual permitirá mantener un control estricto con los trámites que realizan las 511 oficinas distribuidas en las 24 provincias de Ecuador.

Guido Mantilla, subdirector del sistema notarial de la Judicatura, dijo que la tecnología permite que las dependencias estén enlazadas a los servidores de la Judicatura, con lo cual todo tipo de transacción tendrá un número identificado en código de barras.

“Con lo que sabemos exactamente qué tipo de trámite es, cuándo se realizó, dónde, quiénes intervinieron y cuánto costó, lo que además incide en una atención más rápida”, agregó Mantilla.

Además, antes de emitir una factura, el sistema conecta vía internet al Servicio de Rentas Internas (SRI) que a su vez genera la autorización para el pago de los clientes, tomando en cuenta que las notarías cobran por los servicios de acuerdo con tablas fijadas y emitidas por la Judicatura, de modo que no se hagan cobros indebidos.

“El sistema es una herramienta de trabajo efectiva, ya que registra todos los actos efectuados lo que permite tener organizados los trámites de la notaría y enumerados los contratos, de esta manera se podrá detectar enseguida cualquier falsificación. Son ventajas del nuevo sistema notarial”, dijo el funcionario.

Además, con la aprobación del nuevo Código Orgánico General de Procesos (Cogep), que está para segundo debate en la Asamblea Nacional, las notarías tendrán 25 nuevas atribuciones como la de efectuar divorcios por mutuo consentimiento cuando no haya hijos menores.

Estas competencias ya se encuentran en el reglamento  notarial, y con la aprobación del Cogep será obligatorio que las notarías resuelvan los casos de posesiones efectivas,  cancelación de patrimonio familiar, cancelación de usufructo, emancipación de menores y demarcación de linderos.

Estas gestiones, según Mantilla  que actualmente congestionan los juzgados, serán materia exclusiva de las notarías por lo que se tienen que preparar para recibir un flujo importante de ese tipo de trámites, y es necesario crear más dependencias.

Para el efecto, la Dirección Nacional de Innovación, Desarrollo y Mejora Continua del Servicio Judicial emitió un informe para la ampliación del servicio y cobertura notarial, el que contempló criterios técnicos y estadísticos  de acceso, movilidad, población estimada, acercamiento a la población de los servicios notariales, además proyectó el aumento de trabajo que mantendrán las notarías del país con las nuevas atribuciones que se tiene previsto dispondrá el Cogep.

A base del estudio Tomás Alvear, director de la escuela de la Función Judicial, explicó que desde hoy iniciará el proceso de capacitación de los 450 aspirantes a notarios de quienes se escogerán a 88 para cubrir las nuevas notarías que se necesitan.

Los elegidos saldrán de los mejores puntuados cuando finalice el curso que durará 3 semanas.

Los funcionarios que obtengan en la evaluación más del 80% de la nota se quedarán en un banco de elegibles en caso de que se creen nuevas notarías.

http://www.telegrafo.com.ec/