Blog Page Title

Presidenta de Brasil activará medidas contra la corrupción luego de protestas a favor y en contra de su gobierno

Sectores de oposición pidieron una intervención militar contra la presidenta brasileña. Foto: @Doce_Vicio

Sao Paolo, Brasil, 15 mar (Andes).- La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, determinará en estos días medidas contra la corrupción y la impunidad, anunció este domingo el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, luego de las manifestaciones que se dieron este día en algunas ciudades del país y en las que participaron políticos de oposición.

Entre las medidas, Rousseff planea impulsar una profunda reforma política que incluye la prohibición a empresas de financiar a candidatos o partidos en las elecciones.

“El Gobierno está atento y dispuesto, como siempre estuvo, a escuchar la voz de las calles (…) Estamos abiertos a escuchar propuestas, tanto de los que defienden al Gobierno como de los que lo critican”, manifestó Cardozo en una rueda de prensa.

De acuerdo con el ministro, las movilizaciones de la oposición (este domingo) y de los partidarios del Gobierno de Rousseff (el viernes) ponen de manifiesto la exigencia de combatir la corrupción y la impunidad, por lo que la mandataria dispondrá un conjunto de medidas contra estas lacras.

Al evaluar la protesta de este domingo, en la que ciertos sectores de ultraderecha pidieron, incluso, la intervención militar y juicio parlamentario para derrocar a la mandataria, Cardozo aseguró que esta manifestación no debilita al gobierno de Rousseff, quien conquistó la reelección en octubre e inició su segundo mandato el 1 de enero pasado.

“La consciencia democrática rechaza cualquier actitud golpista y autoritaria. No tengo duda alguna del rechazo de la sociedad brasileña a esas manifestaciones autoritarias, fascistas y reaccionarias que todavía existen en nuestra sociedad”, expresó el jefe de la Secretaría General de la Presidencia, Miguel Rossetto.

Entre los participantes de las protestas estuvo el diputado ultraderechista y militar retirado Jair Bolsonaro, quien intentó tomar el micrófono para hacer un discurso ante los manifestantes en Río de Janeiro, pero fue recibido con abucheos que le impidieron tomar la palabra.

Desde finales de marzo de 2014, cuando se destapó una trama millonaria de corrupción en la empresa petrolera estatal Petrobras, el Gobierno de Rousseff se ha visto afectado pues autoridades, algunas del oficialista Partido de los Trabajadores (PT), están supuestamente involucrados en desvío de fondos y sobornos en este caso.

Agencias-jb