Blog Page Title

Productores alientan a consumir lo nacional

Una de las trabas para la confección local es la falta de materia prima, lo que encarece los costos de producción. Las telas están gravadas con el 5% de sobretasa arancelaria.

El pasado sábado, durante el enlace ciudadano, el ministro coordinador de la Política Económica, Patricio Rivera, alentó a la ciudadanía a  consumir productos nacionales. ¿La razón?: La decisión del Gobierno de gravar con sobretasas arancelarias a 2.800 bienes terminados y materias primas no esenciales para la industria. La medida tiene como objetivo disminuir la salida de divisas por importaciones.

Estas salvaguardias se aplicarán por 15 meses, y aunque ya han sido objeto de críticas por algunos sectores, productores locales lo ven desde otra perspectiva.

“Es una medida buena”, aseguró Santiago García, director adjunto de la fundación Acción Solidaria, un modelo de negocio inclusivo que hace 6 años es proveedor de ropa de la cadena de almacenes De Prati y produce un total de 5.000 prendas.

García opina que los ecuatorianos deberían cambiar de mentalidad, considerando que, en el caso de la ropa, muchas veces se prefiere lo importado pese a que no esté garantizada la calidad. Para el principal de Acción Solidaria el tema se resume a que el producto ecuatoriano es bueno.

Con esta óptica coincide Mónica Malo, directora ejecutiva de Mucho Mejor Ecuador, organización con sede en Cuenca, cuyo objetivo desde hace 10 años es velar porque las empresas cumplan con estándares que les permitan garantizar su calidad.

Hasta el momento 6.000 líneas de productos nacionales cumplen con los parámetros y exhiben la huella del organismo, y según explica Malo, se han venido ganando la confianza de los consumidores  gracias a sus buenas prácticas de manufactura, la estandarización de sus procesos y la aplicación de normas nacionales e internacionales.

De acuerdo con un estudio hecho por el organismo,  4 de 5 personas confían en los bienes y servicios que tienen la huella tricolor.

Pero el trabajo para sacar adelante a la industria nacional ha sido largo. De Prati ha tardado 12 años en lograr que el 70% de su tienda sea abastecida por productores nacionales, con un resultado de $95 millones en compras el año pasado, según información de la empresa.

La tienda adquirió en 2014 alrededor de 1’400.000 unidades de camisetas, 1’000.000 de pantalones y jeans, y 700.000 unidades de blusas y camisas producidas en el país.

Sin embargo, García cree que las salvaguardias tampoco serán la panacea para la industria local, pues  hay barreras todavía como la falta de materia prima.

El hecho de que este pequeño taller -que da trabajo a 34 personas- deba adquirir telas importadas ya es algo  que encarece el costo de producción.

“A veces también es difícil conseguir la calidad que requieren los diseños”, dijo García.

Las telas están gravadas con una sobretasa arancelaria del  5%.

Según cifras de la Asociación de  Industrias Textiles del Ecuador (AITE), el sector de la confección genera a la economía al menos $ 600 millones anuales, pero ha tenido un crecimiento mínimo del 2% en el último año.

Javier Díaz, titular de la AITE, dice que el contrabando es uno de los principales enemigos del sector.

http://www.telegrafo.com.ec/