Blog Page Title

Acuerdo con buseros de Quito tiene dos temas pendientes

Mañana se cumplirán 2 meses del anuncio del alcalde de Quito, Mauricio Rodas, sobre el acuerdo con los transportistas urbanos para congelar las tarifas.

El documento establece que el pasaje general continuará en $ 0,25, el de ancianos y menores en $ 0,12, y para las personas con discapacidad el costo se reduciría a $ 0,10.

Esto a cambio de una compensación mensual de $ 0 a $ 1.000 que entregaría el Cabildo si los buseros cumplen estándares de calidad.

A un mes del anuncio, realizado el 21 de febrero, el alcalde logró la aprobación del Concejo de la parte del convenio que se refiere a las tarifas general y de personas de la tercera edad y niños y adolescentes.

Sin embargo, la normativa para el control de los indicadores de calidad y el cálculo del equivalente económico de su cumplimiento continúa en espera de ser conocido y aprobado.

Asimismo, la Alcaldía presentó  recién ayer para primer debate del Concejo la parte del acuerdo que se refiere a la tarifa especial para personas con discapacidad.

La propuesta fue acogida por los concejales, aunque con observaciones de forma a la propuesta de ordenanza.

Desde ahora la Comisión de Movilidad deberá procesar esas inquietudes para elaborar el segundo informe que será debatido en la próxima sesión del legislativo local, con el objetivo de su aprobación definitiva.

Mientras tanto, se mantienen las quejas ciudadanas con respecto a la calidad del servicio que prestan los transportistas.

Por ejemplo, ayer 2 unidades de la Cooperativa Catar, que circulaban por la calle Juan León Mera, competían a exceso de velocidad. La una cubría la ruta Marín-Carcelén y la otra, la Condado-Congreso. Y cuando uno de los pasajeros reclamó al conductor del primer vehículo, este contestó de forma airada y casi se produce un intercambio de golpes. Esta situación se da a pesar de que la Secretaría Metropolitana de Movilidad asegura que realiza controles permanentes.

http://www.telegrafo.com.ec/