Blog Page Title

Las nuevas unidades de tránsito tramitarán infracciones en 4 horas

Los delitos y las contravenciones de tráfico en Quito se sustanciarán mediante otro modelo de gestión. Será similar al de los esquemas de flagrancia.

Oswaldo Barreto resolvió en menos de 30 minutos un juicio por un choque que venía sustanciándose desde mayo de 2010, “no sé si coincidió con la anunciada inauguración de esta nueva unidad, pero al fin el juez de tránsito emitió la sentencia”.

El usuario comentó que batalló varios años para demostrar que no tuvo la culpa en el accidente, “por cualquier pretexto se suspendía la  audiencia, además en los juzgados anteriores no había privacidad, todo funcionaba en el mismo espacio, era terrible, incluso los secretarios grababan las diligencias con sus celulares”, relató.

El Consejo de la Judicatura eliminó los 6 juzgados de tránsito que operaban en distintos puntos de Quito y los instaló en un nuevo edificio, de 10 pisos, localizado en la calle Pradera y República, en el norte de la ciudad, con espacios adecuados para que los operadores de justicia estén en un solo lugar.

El director provincial de la Judicatura, Hernán Calisto, recordó que estos juzgados funcionaban en edificios inadecuados, la mayoría, arrendados, que no prestaban las garantías necesarias y había una serie de problemas, como la falta de salas de audiencias, por lo que todo funcionaba sin orden.

Por este motivo, la Judicatura estructuró un nuevo sistema de gestión tomando de modelo las unidades de flagrancia, “en el edificio laborarán 17 jueces que tramitarán los delitos y 2 jueces las contravenciones con horarios extendidos hasta las 00:00 y turnos de 24 horas los viernes, sábados y domingos”.

Además, las unidades contarán con 7 fiscales, 7 defensores públicos y 3 médicos legistas que tendrán los mismos turnos, así como los agentes de la agencia metropolitana de tránsito y personal del Servicio de Investigación de Accidentes de Tránsito de la Policía (SIAT).

El edificio también cuenta con salas de aislamiento y zonas de detención temporal para que los infractores puedan esperar hasta que se realice la respectiva audiencia. “Con el nuevo modelo, los jueces no tendrán contacto con abogados o las partes en disputa. Ellos estarán dedicados solo a resolver los juicios, lo cual implicará mayor rapidez procesal”, sostuvo Calisto.

El funcionario añadió que este modelo de unidad judicial se aplicará en todo el país, “el Consejo de la Judicatura está desapareciendo todos los juzgados para estructurarlos en unidades judiciales de tránsito”.

El fiscal de Tránsito de Pichincha, Richard Alvarado, dijo que usualmente un proceso podía tomar más de 18 horas en tramitarse, ahora con esta estructura esperamos hacerlo en menos de 4 horas”.

Para el defensor público Carlos Orellana, las ventajas de este nuevo modelo será la privacidad, “en las antiguas dependencias no había espacios adecuados para reunirse con el usuario, muchas veces prestábamos oficinas o teníamos que hablar en voz baja o salíamos a los pasillos de los juzgados, este es un salto cualitativo”.

El director de Gestión Procesal, Fabián Rosas, indicó que en la unidad funcionarán 9 salas de audiencias totalmente equipadas con sistemas de grabación, además los operadores tendrán sus propias oficinas.

Explicó que los 6 juzgados de contravenciones, que tramitan faltas menores, seguirán funcionando en sus respectivas jurisdicciones.

Las unidades empezaron la atención al público el jueves último y la inauguración oficial de las instalaciones se efectuará el 24 de marzo.

http://www.telegrafo.com.ec/