Blog Page Title

Andalucía rediseña mapa político, Podemos irrumpe con fuerza

Las elecciones celebradas ayer en Andalucía, comunidad más poblada de España, las ganó el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en el gobierno desde 1982, aunque sin mayoría absoluta. El Partido Popular se hundió, mientras los nuevos partidos Podemos y Ciudadanos irrumpieron con enorme fuerza en el Parlamento regional.

Con el 97,25% de los votos escrutados, los socialistas obtuvieron 47 diputados, con lo que se quedan a ocho escaños de la mayoría absoluta (55 de los 109 miembros del legislativo andaluz) que perseguía la presidenta de la Junta y candidata socialista, Susana Díaz, cuando decidió adelantar los comicios, pero iguala su actual representación. Ahora tendrá que pactar para poder gobernar.

La segunda fuerza es el PP, que ha logrado 33 parlamentarios y ha perdido un tercio de su representación. Pero el gran cambio es la irrupción de Podemos, que se convierte en la tercera fuerza regional con 15 representantes en el Hospital de las Cinco Llagas, sede de la Cámara autonómica. Ciudadanos también entra en el Parlamento al obtener 9 sillones. Izquierda Unida, que hasta ahora tenía 12 diputados, obtendría cinco.

“Las dos fuerzas del bipartidismo han caído. Somos protagonistas de las nuevas alternativas. El mapa político en Andalucía y en España ha cambiado”, declaró Teresa Rodríguez, candidata a la Junta de Andalucía por Podemos, tras conocerse los resultados.

Juan Marín, candidato por el partido Ciudadanos, indicó que “el pueblo andaluz ha demostrado que quiere un cambio. Vivimos momentos en los que hemos podido comprobar cómo hemos multiplicado por diez nuestros resultados”.

Pese a gobernar Andalucía durante 3 décadas, el PSOE prometía un “cambio seguro”, mientras que el PP, apoyándose en la incipiente recuperación económica del país,   propugnaba un “cambio tranquilo”.

Las elecciones adelantadas se celebraron en la más absoluta normalidad y con una elevada participación, de un  63,61% de más de 6,5 millones de votantes convocados, con respecto a las de 2012, que fue de 60,78%, según los datos oficiales ofrecidos por la junta.

En la provincia que más participación se registró fue en Sevilla, donde votó el 54,84% del censo. No obstante, la provincia en la que más creció la afluencia a las urnas fue en Cádiz con el 6,34 puntos con relación a 2012.

Los votos nulos y en blanco aumentaron respecto a los comicios de 2012. En ese entonces los votos nulos fueron un 0,58%, en estas elecciones casi se doblaron al aumentar hasta el 1,01%. En el caso de los votos en blanco ocurre algo similar: fueron un 0,91% en 2012 y subieron hasta un 1,38% en 2015, destacó 20minutos.es.

El PSOE, PP e IU, los partidos tradicionales, se han medido con los emergentes, Podemos y Ciudadanos. Y los primeros han resistido con desigual fortuna y los segundos, efectivamente, han emergido pero con resultados dispares respecto a lo que le auguraban las encuestas, rseñó el diario El País.

El escenario poselectoral que se dibuja es de difícil gestión por la división del voto y hará necesarios los acuerdos para asegurar la gobernabilidad. UPyD vuelve a quedarse fuera, añade el rotativo español.

http://www.telegrafo.com.ec/