Blog Page Title

Nebraska se convierte en marzo en lugar de descanso para grullas

Cada primavera en la zona centro de Nebraska, mientras las últimas nieves se derriten y la fertilidad propia de sus tierras vuelve, el Valle del Platte River acoge un gran evento.

Cientos de miles de grullas canadienses, cansadas y hambrientas, con ojos amarillos y brillantes frentes rojas, hacen una pausa aquí en su viaje hacia el norte, hacia el Ártico. Durante tres semanas, descansan y recuperan fuerzas con el maiz del año pasado y duermen en la zona superficial del Platte River.

Con 1,2 metros de altura, son unos de los pájaros más altos de América del Norte y también de los más admirados. Observadores de pájaros de todo el país llegan a esta zona para ser testigos de una de las migraciones más espectaculares de Norteamérica.

Justo al norte descansa Sandhills, un ondulado paisaje de dunas y llanuras de hierba. En enero de 2012, la administración de Obama rechazó la ruta inicial para la construcción del oleoducto Keystone entre Canadá y el sureste estadounidense, en gran medida porque el proyecto atravesaba esta zona protegida. Aunque el destino del polémico oleoducto está aún en el aire, el de las grullas parece asegurado. (I)