Blog Page Title

Argentina atribuye a “lobby militar” británico rearme en Malvinas

El gobierno argentino aseguró este martes que militares británicos buscan engrosar su presupuesto con el refuerzo del dispositivo militar en el archipiélago de las Islas Malvinas, ocupadas por el Reino Unido y reclamadas por Argentina.

“Es una excusa que se usa como ‘lobby’ militar para seguir gastando dinero”, afirmó la embajadora argentina en Londres, Alicia Castro.

El ministro de Defensa británico, Michael Fallon, anunció que reforzará el dispositivo militar en Malvinas porque sigue existiendo de parte de Argentina “una amenaza muy viva” contra este archipiélago austral.

En 1982, la dictadura argentina (1976-1983) invadió las Malvinas y desató una guerra que finalizó con su rendición tras 74 días de combates y un saldo de muertes de 649 argentinos y 255 británicos.

“Nunca más tendremos un golpe cívico militar en la Argentina, porque tenemos una conciencia muy aceitada sobre los valores democráticos y tampoco va a ocurrir nunca más una guerra en Malvinas, porque eso fue claramente desatado por la dictadura militar con el objetivo de mantenerse en el poder”, afirmó Castro en diálogo con Radio del Plata.

Fallon había dicho en una entrevista con la BBC Radio que “la amenaza por supuesto persiste”.

“Necesitamos modernizar nuestras defensas ahí, asegurarnos de que tenemos suficientes tropas y de que las islas están defendidas correctamente en términos de defensa aérea y defensa marítima”, dijo Fallon.

El Reino Unido, dijo Fallon en el Parlamento, invertirá 180 millones de libras (245 millones de euros y 267 de dólares) en la próxima década en reforzar la defensa de las islas.

Habrá, entre otras cosas, la renovación de los sistemas de defensa antiaérea terrestres, el traslado de dos helicópteros de transporte de tropas Chinook que hasta ahora servían en Afganistán, y mejoras en las infraestructuras.

“Esto no sería necesario si no sufriéramos constantes intimidaciones del gobierno argentino”, dijo el ministro tras enumerar su plan.

“La principal amenaza a las islas siguen siendo las injustificables demandas de soberanía de Argentina”, agregó.

El número de personal militar, en torno a 1.200, no aumentará “porque es el número correcto”, aseguró, pese a haber manifestado unas horas antes, en una entrevista con BBC Radio, que había sido objeto de revisión.

El primer ministro David Cameron, dijo, según su portavoz: “la garantía que puedo dar a las Malvinas es que siempre estaremos con ellos, siempre los defenderemos”.

“Este gobierno ha cumplido su palabra y ha fortalecido nuestras defensas de las Malvinas”, agregó Cameron, según su portavoz, en respuesta al anuncio de su ministro.

Pero Castro remarcó que “Argentina no representa ningún peligro” y aseguró que el despliegue militar británico en las islas es cada vez más cuestionado por los contribuyentes del Reino Unido.

“Cada vez tienen más cuestionamientos de la sociedad inglesa que ve inútil, que mientras hay crisis económica, se está haciendo un gasto militar desmedido, para tener una base militar con dos mil hombres en unas islas remotas para evitar una invasión que nunca ocurrirá”, afirmó la embajadora.

Castro recordó también que el Reino Unido “está incumpliendo con la obligación que le impone el derecho internacional”.

Buenos Aires mantiene con Londres un conflicto territorial desde 1833, cuando tropas británicas se apoderaron del archipiélago austral y expulsaron a sus pobladores argentinos para instalar una colonia.
Argentina reclama abrir una instancia de negociaciones, cerradas desde la guerra.

Una resolución de la Naciones Unidas, aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1965, reconoce la existencia de una disputa por soberanía y encuadró el caso en una situación colonial para pedir negociaciones bilaterales pero Londres las rechaza.

El anuncio de Fallon se produce después de que medios británicos dijeran que Rusia había ofrecido aviones bombarderos a Argentina a cambio de carne.

Asimismo, se da en un contexto de críticas a los recortes en los presupuestos militares a un mes y medio de las elecciones generales del 7 de mayo.

 “Reclamos argentinos sin fundamento”

Fallon criticó que Argentina mantenga sus reivindicaciones sobre las islas “treinta años o más después de la invasión y la guerra”.

“Lamentablemente Argentina todavía mantiene su reclamo de las islas”, y “tenemos que responder a eso”, dijo a la BBC.

“Le corresponde a Argentina abandonar estos reclamos que no tienen fundamento en la ley internacional y por el que se perdieron muchas vidas hace unos 30 años”.

El gobierno argentino de Cristina Fernández de Kirchner ha mantenido vivas las demandas sobre las islas en foros internacionales y en cumbres latinoamericanas, cuyas declaraciones finales suelen incluir una petición a Londres de que negocie con Buenos Aires.

Argentina anunció que en marzo empezaría a circular un nuevo billete de 50 pesos (casi 6 dólares) con el mapa de las islas y la leyenda “Islas Malvinas. Un amor soberano”.

El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, explicó que “el objetivo de este billete es incorporar, en un elemento de uso diario y soberano por naturaleza como es la moneda, el reclamo inclaudicable del pueblo argentino sobre las Islas Malvinas”.

El nuevo billete tiene imágenes del cementerio de Darwin, donde yacen soldados argentinos en Malvinas, y del Crucero General Belgrano, que fue hundido por un submarino nuclear británico durante la guerra de 1982, con un saldo de 323 muertos.

Hugo Swire, secretario de Estado del ministerio de Relaciones Exteriores británico, se burló del billete en el Parlamento.

“Tiene el enorme valor de 3,72 libras según la tasa de cambio de hoy”, dijo Swire el 3 de marzo. “Y creo que posiblemente tiene el mismo valor político”.

Swire insistió entonces en que no habría diálogo sobre la soberanía.

“Hay gente en las islas que puede trazar sus raíces en las Malvinas a nueve generaciones, mucho más tiempo del que han existido las actuales fronteras de Argentina”, aseguró.

http://www.telegrafo.com.ec/