Blog Page Title

Causa de explosión de casa, aún sin resolver

Las autoridades estiman que dentro de 15 días estará el informe final sobre el incidente en una vivienda del Suburbio de Guayaquil. El inmueble afectado era de construcción mixta.

Una cinta amarilla cercó ayer el inmueble ubicado en las calles 23, entre Huancavilca y Alcedo (Suburbio de Guayaquil).

Personal de la Policía Judicial y de la Fiscalía recorrió entre los escombros de lo que fue la vivienda, donde se produjo el estallido en la mañana del sábado.

Producto de la explosión, según el ECU-911, hubo 6 heridos, entre niños y adultos. William Aguilar, fiscal encargado del caso, adelantó que los informes preliminares determinan que la causa del estallido pudo ser la acumulación de gas licuado de petróleo (GLP). Agregó que esa versión no está esclarecida. “Haremos una investigación exhaustiva”, señaló.

Por su parte, Heriberto Moreira, perito del Ministerio Público, afirmó que es posible que el GLP originara ese tipo de daños en una vivienda.

Ronald de la Torre, hijo de la propietaria de la casa, duda de esa versión. “Hay gente que dice que ha percibido olor a pólvora”, expresó.

Según él, alquilaban la edificación a dos familias que cancelaban mensualmente $ 285. El inmueble arrendado era de cemento y el piso de madera. Los restos permanecían en la calle.

De su lado, los elementos de la Policía no descartan otra hipótesis: un posible atentado. Los vecinos coincidieron en que los afectados eran personas que no tenían problemas con los demás.

Rosario Cuesta, quien hace 5 años reside en el sitio destruido, cuenta que su esposo está herido de gravedad. Hasta ayer estaba en el Hospital Luis Vernaza.

Rosario perdió todo y no tiene un lugar para vivir. Por ese motivo, pidió ayuda a las autoridades. “Toda mi familia está grave y las posibilidades de que sigan con vida son pocas”, dijo consternada.

El gobernador, Rolando Panchana, dijo que el Gobierno cubrirá todos los gastos de los heridos.

Según se conoció, los otros 3 adultos se encuentran en el Hospital Guayaquil y en la Clínica Panamericana. Los dos menores de edad, de 13 y 2 años, están internados en el Hospital Francisco de Icaza Bustamante.

Ayer trascendió que en 15 días se espera el informe final de lo ocurrido.
Otros ciudadanos que no se encontraban durante el incidente viven en casas de sus vecinos o de familiares.

Los residentes que observaron la explosión aseguraron que los objetos de la casa cayeron a 50 metros de distancia.

De acuerdo con María del Pilar Cornejo, secretaria de Gestión de Riesgos, desde 2010 hasta el 2015 han ocurrido 231 incendios y explosiones vinculados con el gas licuado de petróleo.

http://www.telegrafo.com.ec/