Blog Page Title

Emergencia nacional piden en Sto. Domingo y se busca a 5 personas

Mientras en el km 28 de la vía Alóag-Santo Domingo se realizan tareas para localizar a cinco personas desaparecidas que iban en una camioneta, los dos alcaldes y el prefecto de Santo Domingo de los Tsáchilas pidieron ayer que la emergencia por el cierre de esa ruta, tras varios aludes el pasado jueves, sea declarada con alcance nacional.

Aseguran que la situación es grave y que no podrá ser superada por los gobiernos locales. Por ello solicitan que intervenga el Ejecutivo para establecer medidas definitivas al tratamiento de la carretera y evitar riesgos de los poblados que se ubican en la vía.

“La emergencia de acá no la vamos a poder superar los gobiernos locales”, indicó el prefecto Geovanny Benítez luego de una reunión que mantuvo con los alcaldes Víctor Quirola (Santo Domingo), Walter Andrade (La Concordia) y la asambleísta Mary Verduga (AP), quienes analizaron el alcance de la emergencia por la que atraviesa la vía y en especial la parroquia Alluriquín.

Desde el pasado jueves se han reportado cuatro deslizamientos de magnitud y doce de menor alcance desde el km 72 hasta el 101. “Si tenemos que hacer reubicación de Alluriquín, debemos tomar una acción conjunta con el apoyo del Gobierno Nacional”, dijo el prefecto.

Recordaron que por esta carretera pasa la fibra óptica nacional de telecomunicaciones, el oleoducto, el tendido de la red nacional de electricidad y la conectividad de agua para todo Santo Domingo.

El alcalde Quirola refirió que es necesario ejecutar estudios de alto nivel para determinar el comportamiento de la cordillera, ya que hace nueve meses la Secretaria de Gestión de Riesgos (SGR) declaró zona de riesgo a un área de 13,3 km.

Debido a los deslizamientos, la planta de captación de agua en el km 80 y que abastece a Santo Domingo sufre de constantes colapsos por la caída de piedras, lodo y árboles, el Municipio aplica un plan de emergencia y en cada alud realiza limpieza con ayuda de militares para retirar manualmente los escombros de las piscinas.

La Gobernación, desde el jueves, mantiene los mismos datos de evacuados, 297 personas. Las lluvias continúan en la zona y por las noches varias familias son llevadas a dos albergues.

En tanto, en el km 28 los trabajos de limpieza continuaron ayer con tareas de perforación de una roca para dinamitarla.

Un equipo del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) bajó con cabos al abismo cerca de la roca para tratar de localizar a los cinco desaparecidos, cuyos familiares indicaron que iban hacia Esmeraldas. (I)

http://www.eluniverso.com/