Blog Page Title

Las sobretasas llegan a preocupar a familias de limitados recursos

“Ya hemos explicado qué son las salvaguardias, que afectan a menos del 9% de los bienes, no de los que consumen los pobres, de los que consumen los ricos(…)”, señaló el presidente de la República, Rafael Correa, el sábado pasado, durante su enlace en Riobamba.

Las sobretasas gravan, desde este 11 de marzo y por los próximos 15 meses (según el Gobierno), a productos de 2.961 subpartidas, es decir el 32% de las importaciones totales, con aranceles del 5% al 45%.

Afectan, entre otros productos importados, a cárnicos, vegetales, frutas, ropa y calzado.

Pero Fernando Jurado, habitante del suburbio, no se siente excluido de la medida.

Fileteador de pescado, pero desempleado desde hace 9 meses y con ingresos mensuales de entre $ 80 y $ 150 por trabajos ocasionales, a Jurado le preocupa el 25% de arancel que se le impuso a la ropa importada.

Por su precaria situación económica prefiere las prendas de vestir chinas y peruanas que, según él, son más baratas que la ropa y el calzado nacional.

“Encuentro camisetas chinas de hasta $ 3, en cambio, la nacional está por los $ 11”, dijo.

Según la resolución 11 del Comité de Comercio Exterior, 285 de las 2.961 subpartidas gravadas pertenecen a tejidos, que tienen arancel del 5%, y 270 a prendas de vestir (25%).

A Cristóbal Borbor y su esposa, María Santos, también les preocupa que la poca ropa que compran en puestos de Bastión Popular, por la entrada de Peca, suba de precio por la medida.

Ellos habitan en La Ladrillera (noroeste) y se dedican a la venta de botellas de agua y al reciclaje, con lo que entre los dos alcanzan ingresos de entre $ 5 y $ 15 diarios, dependiendo del día. “Se encuentran zapatos hasta en $ 5, en cambio, nacional no hay de ese precio”, señaló Borbor.

Para los esposos Luis Intriago y Sandra Ramírez, la intranquilidad es mayor, pues no solo consumen ropa importada, sino que se dedican a comercializarla para mantenerse.

Habitan en la cooperativa Trinidad de Dios, en Monte Sinaí, y venden desde hace 3 años sandalias asiáticas, con lo que ganan cerca de $ 800 al mes.

“Ya nos dicen que la mercadería subió de precio donde la compramos”, expresó con preocupación Intriago.

A Daniel Espinoza, la medida también lo alcanza, aseguró.

Él junto con unos 40 compañeros de Monte Sinaí transportan a personas en sus motos por $ 0,50, con lo que ganan un promedio de $15 al día, cada uno.

Pero aseguró que desde hace unos 10 días las llantas, que deben cambiar con frecuencia por el terreno agreste donde trabajan, subieron de precio, al igual que algunos repuestos.

Los neumáticos importados tienen un arancel del 45% y en el 2014, según la Cámara de Comercio de Guayaquil, se importaron $ 8 millones.

En tanto, el Gobierno ha informado que la aplicación de las sobretasas es para proteger la dolarización frente a la caída del precio del petróleo y la devaluación de las monedas de otros países. (I)

http://www.eluniverso.com/