Blog Page Title

¿Quién era el ‘tipo normal’ que al parecer estrelló un avión?

La investigación de la catástrofe aérea de Germanwings dio hoy un giro dramático cuando la fiscalía francesa reveló que el copiloto pudo estrellar el avión a propósito, convirtiéndolo en la clave para aclarar el accidente con 150 muertos.

Identificado como Andreas Lubitz, el copiloto era un joven alemán de 28 años crecido en Montabaur, una pequeña ciudad del oeste de Alemania, fue descrito por los vecinos de su localidad natal de Montabaur como un “tipo normal” y un “joven amable”.

“Era un tipo completamente normal”, dijo Klaus Radke, jefe del club de vuelo local donde Lubitz recibió su primera licencia hace algunos años. En el otoño boreal pasado, Lubitz regresó a la academia para un curso de actualización con Radke.

“Lo llegué a conocer (…) como un joven amable, divertido y educado”, dijo Radke.

La pequeña localidad de 12.000 habitantes del oeste de Alemania estaba conmocionada el jueves con la noticia de que los fiscales franceses sospechan que Lubitz, de 28 años, estrelló deliberadamente el Airbus.

Las autoridades alemanas estaban desconcertadas mientras intentan explicar por qué el copiloto de la aerolínea de bajo costo de Lufthansa parece haber tomado el control del A320 cuando el capitán salió de la cabina y lo llevó a un descenso mortal.

Lubitz no tenía ninguna relación conocida con grupos terroristas, dijo el ministro del Interior alemán, Thomas de Maiziere.

Un joven cualquiera

Al parecer llevaba un estilo de vida activo, ya que corrió media maratón con un buen tiempo, y mostraba interés en la música pop y los clubes nocturnos, según su página de Facebook, en la que destacaba una foto de Lubitz en el puente Golden Gate de San Francisco.

“Estoy sin palabras. No tengo ninguna explicación para esto. Conociendo a Andreas, esto es inconcebible para mí”, sostuvo Peter Rücker, miembro desde hace tiempo del club del vuelo donde dijo haber conocido bien a Lubitz.

“Andreas era un joven muy amable que recibió formación aquí y era miembro del club”, dijo Rücker. “Era muy divertido, aunque quizás a veces un poco callado. Era un chico como muchos otros aquí”, agregó. “Tenía muchos amigos, no era solitario”.

Rücker dijo que Lubitz era alguien “callado pero amigable” cuando llegó al club cuando tenía 14 o 15 años diciendo que quería aprender a volar.

“Estaba integrado en el grupo. Nuestro club lo forma principalmente gente joven que aprende cómo volar planeadores y luego obtiene una licencia, y posteriormente quizás, como en su caso, da el salto a la aviación comercial”, agregó. (I)

http://www.eluniverso.com/