Blog Page Title

100 pitbulls se reproducirían al mes en Ecuador para ser vendidos

La Asociación ACRAP obtuvo estos datos tras un sondeo en redes sociales. La eutanasia a Atena abre el debate sobre la tenencia correcta de esta raza

Hace algunas semanas por primera vez en Ecuador, un animal tuvo 2 defensores públicos. El caso no es nada fácil porque el pasado 28 de febrero, Atena, una perra pitbull de 12 meses de edad, hirió a un menor de 2 años causando su muerte.

Aunque muchas personas, a priori, estarían de acuerdo en que a Atena se le aplique la eutanasia, los defensores de animales opinan lo contrario. Cuestionan que no se valoren las condiciones en las que vivía la pitbull, el maltrato, estrés, falta de espacio. Aseguran que la responsabilidad también es humana.

La semana pasada se desarrolló en Quito el ‘Foro comunitario, manejo y tenencia responsable del American Pitbull en Ecuador’ organizado por la Asociación de Criadores Responsables del American Pitbull Terrier (ACRAP).

Alex Endara, su representante, lamentó que se estigmatice cada vez más a la raza y no se evalúe a fondo la responsabilidad del ser humano. “El problema es que el american pitbull terrier se cruza con otras razas y se degenera el temperamento del perro, si a eso le sumamos una tenencia irresponsable, lo que tenemos en nuestras manos es una bomba de tiempo”, sostuvo.

Según los registros de la organización, en el país se contabilizan alrededor de 10 mil pitbulls, de ellos solo 600 están registrados en ACRAP. Un sondeo aplicado en redes sociales desde enero hasta la primera quincena de marzo de 2015 reveló que al menos  hay 200 perros que están en camadas. “Esto quiere decir que hay casi 100 perros mensuales que se están reproduciendo y saliendo a la venta. No todos se venden o se los logra ubicar en casas responsables. Muchos cambian a los perros por celulares y tablets”, explicó Alex, quien en el caso específico de Atena, cuestiona que el dueño de la pitbull fue un joven menor de edad.

Informes internacionales detallan que la agresividad del perro depende mucho del entorno. Joaquín Pérez-Guisado, autor de un estudio sobre animales y agresividad de la Universidad de Córdoba (España), asegura que factores como no someterlo a un entrenamiento de obediencia, consentir o mimar al perro en exceso, no emplear el castigo de tipo físico cuando éste es necesario y adquirir el perro como un simple regalo influyen en la conducta.

Fernando Arroyo, director de Urbanimal, asegura que lo principal es la actividad preventiva. “Como Secretaría de Salud y Proyecto Urbanimal fomentamos que la responsabilidad debe partir con una discusión muy seria en la familia”, argumenta.

Estigmatizar a los pitbulls como raza peligrosa no es correcto. “La agresividad en los animales tiene un componente de normalidad. Un animal es agresivo para defender su comida, una madre para salvar a sus cachorros,  el problema es cuando la agresividad es fulminante. Eso demuestra que el animal tiene un grado de inestabilidad. Debemos preguntarnos por qué, y ahí viene el componente humano, es decir  por qué no hace ejercicio, pasa encerrado o es maltratado”, cuestiona.

En el ámbito legal

Luis Ávila y Daniel De la Vega son los juristas encargados del caso. Ellos junto a la agrupación Protección Animal Ecuador (PAE) solicitaron una acción de protección que impida la eutanasia al animal. Detallan que las pruebas de comportamiento para determinar la agresividad de Atena no fueron realizadas por un etólogo. Y hacen referencia al artículo 71 de la Constitución acerca del respeto integral a la existencia.

La acción de protección fue negada por la jueza Tercera de la Niñez y Adolescencia al considerar que no vulnera derechos constitucionales.

Ávila respaldó las razones de la acción de protección. “La información del proceso administrativo de Atena nos fue negado, incluso el número de expediente. Si no hay posibilidad de defender a la perra dentro del proceso administrativo, optamos por esta acción”, dijo.

El pasado jueves, la sentencia se apeló y llegó a la Corte Provincial. Ávila aseguró que en la decisión de la jueza no hay motivación. En caso de que se niegue la apelación, el proceso lo atendería la Corte Constitucional.

Felipe Rodríguez
La ley estaría mal interpretada en el caso de Atena

El abogado penalista es tajante al señalar que los animales no tienen derechos. Asegura que no pueden tenerlos porque tampoco tienen obligaciones.

“Al  no contar con la capacidad intelectual de un ser humano no pueden entrar en las reglas ni en el juego social sino que tienen que ser administrados por una persona con la capacidad cognitiva de hacerlo”. A su criterio se ha mal interpretado constitucionalmente al decir que la naturaleza tiene derechos. “Lo correcto sería afirmar que los seres humanos tenemos derecho a tener una naturaleza equilibrada (…) Los animales no tienen derechos, nosotros tenemos derechos sobre los animales que es muy distinto”.

Cita además a la Constitución que reconoce la inviolabilidad de la vida y la no pena de muerte para las personas. “Esto se aplica a los seres humanos no a los animales”, dijo refiriéndose a Atena, la perra pitbull que sería sacrificada.

Jaime Grijalva
Los animales y la naturaleza sí tienen derechos

En cambio a criterio de Jaime, veterinario y experto en refugios y epidemiología, los animales sí tienen derechos que se contemplan en la Constitución. “Si bien no está explícita la frase textual de sus derechos, ellos forman parte de componentes del ecosistema”.

Además cita como elementos trascendentales las 5 libertades que deben acceder los animales: derecho a estar libres de hambre y sed, dolor y enfermedad; de estar en un ambiente adecuado; de tener un acercamiento con el medio ambiente; y estar libre de miedo y angustia. “En el país hace falta una política pública nacional, una ley nacional. Además, generar conciencia para valorar más a los seres vivos”, puntualizó.

Jaime cree que al registrar a los animales y aplicar pruebas de comportamiento se reducirán casos de agresión.

http://www.telegrafo.com.ec/