Blog Page Title

Municipio llevó carpas a desalojados y causó el enojo de ente estatal

El Municipio calificó de ayuda humanitaria la instalación, la noche del sábado pasado, de tres carpas para albergar a familias desalojadas de la cooperativa Mélida Toral, de la isla Trinitaria, en un operativo de la Secretaría Técnica de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares, ejecutado un día antes, el viernes.

La cobertura municipal llegó en medio de la lluvia, cuando algunos desalojados se resguardaban en casas de vecinos o en el albergue del centro comunitario Juanito Bosco, de una iglesia del sector, donde se les proveyó de alimentación.

La Secretaría Técnica había anticipado del desalojo a más de 150 familias de seis cooperativas por asentarse en una zona de reserva natural. Y el viernes, maquinaria pesada derribó viviendas. En total, según el organismo estatal, se retiró a 40 familias.

La intervención municipal, que incluyó entrega de vituallas, causó admiración al secretario técnico Julio César Quiñónez y abrió también un nuevo episodio de discordia entre el Gobierno y el Municipio, que han discrepado en temas de competencia de tránsito, colaboración en infraestructura escolar, puertos de aguas profundas, entre otros.

“Estamos admirados de ver carpas municipales y de ver todo un operativo de contingencia en una zona donde después del retiro no quedó absolutamente nadie damnificado, porque de las 40 construcciones que se retiraron, 33 familias se incorporaron con fichas y registros al plan de contingencia”, expresó ayer Quiñónez con evidente molestia.

Agregó que se contactaron con padres salesianos para tener hoy una cita de mediación por las familias faltantes.

“El Municipio de Guayaquil en vez de poner carpas de emergencia en esa zona, tenía que haberse preocupado por ese asentamiento humano irregular desde mucho antes…”, cuestionó Quiñónez.

En un comunicado, el Cabildo señaló que su accionar “es estrictamente en el caso humanitario, pues no cabe que hombres y especialmente mujeres y niños permanezcan desamparados y a la intemperie, más aún en medio de una tormenta”.

Pese a que fueron expulsados de la cooperativa Mélida Toral, las familias se quedaron en el sitio al alegar que no tenían adónde ir. Incluso buscaron levantar otra vez sus casas, pero fueron derribadas.

“A las tres (15:00 del sábado) llegaron policías y cuatro maquinarias para llevarse los escombros y derrumbar las casas que levantamos. Estábamos en plena lluvia cuando llegaron las carpas. Pero no sabemos cuánto tiempo estarán, nosotros queremos una solución, un terreno o ser reubicados”, expresó Kathy Espinel, quien pernoctó en una de las carpas junto a sus dos hijos. (I)

Apuntes
Ayuda

Plan de la Secretaría
En el plan de contingencia interviene salud, educación, área social y otros factores que necesiten las familias que fueron desalojadas. No hay fecha para la entrega de casas.

Municipio
El hospital móvil del Cabildo atendió ayer a los niños y adultos enfermos de la zona. Hoy irá nuevamente.

çhttp://www.eluniverso.com/