Blog Page Title

La comercialización de madera y el tráfico de especies con más control

En el sector del cruce a Cumbe, Victoria del Portete, en Cuenca, la  Unidad de Policía de Medio Ambiente (UPMA) retuvo 16,92 metros cúbicos de producto forestal de un local de venta de madera, por no contar con la respectiva guía de movilización.

También, en el sector de Zhucay, se retuvo 13,20 metros cúbicos de madera, ya que la guía de circulación presentaba irregularidades.

Con la vigencia del Código Orgánico Integral Penal (COIP), los delitos ambientales se sancionan con prisión.

Para controlar este tipo de delito se creó la Unidad de Protección de Medio Ambiente de la Policía Nacional, que de enero a septiembre del año pasado efectuó 11.836 operativos de prevención y control en las 24 provincias del país.

El tráfico de especies junto con la tala de bosques son las principales infracciones ambientales que se registraron a nivel nacional.

Otros delitos que se cometen son la deforestación y la explotación  ilegal de recursos forestales. Solo en 9 meses de 2014 se incautaron 12.623 metros cúbicos de madera, 560 vehículos con producto forestal y 68 motosierras.

El coronel Manuel Zambrano, comandante de la UPMA, afirmó que  el objetivo es realizar operativos de control, y los agentes son destinados a las zonas, dependiendo de la problemática de cada provincia.

“En Quito, Esmeraldas, Sucumbíos, Orellana y Pastaza están destinados los uniformados”, dijo.

En Esmeraldas el mayor problema es la deforestación (tala indiscriminada de árboles) y la comercialización ilegal de madera.

En la Amazonía, el tráfico de vida silvestre, pues hay personas que intentan sacar del hábitat natural a animales como loros, papagayos o tortugas, lo cual es prohibido, explicó Zambrano.

Además, los agentes junto con la Fiscalía y peritos especializados en esta clase de delitos emprenden las investigaciones para detectar los casos ambientales.

Capacitación

El coronel Zambrano manifestó  que   trabajan con el Ministerio del Ambiente y las direcciones provinciales. Ellos nos brindan el entrenamiento cuando es necesario.

En lo que respecta al control fronterizo, expresó que también hay permanente contacto con la Policía de Medio Ambiente de Perú y Colombia.

 El capitán Miguel Mayorga Enríquez, jefe de Logística de la unidad, afirmó que los operativos se realizan en las  carreteras y mercados del país.

Yse toma en consideración lo que determina el COIP en el artículo 247 sobre delitos contra la flora y la fauna silvestres, que refiere que la persona que cace, pesque, capture, comercialice especímenes, o sus partes de especies amenazadas o en peligro de extinción, será sancionada con penas privativas de libertad de 1 a 3 años.

Óscar Cumanicho, analista ambiental, afirmó que la gente debe ser informada del daño a la naturaleza  y del delito.

La Ley Forestal también establece multas por la comercialización de madera sin que se repeten  las normas.

En 2 furgonetas del MAE, funcionarios brindan asesoría en el manejo forestal, a fin de reducir sustancialmente la comercialización de madera de origen ilegal.

http://www.telegrafo.com.ec/