Blog Page Title

Los sepultaron porque nadie reclamó cuerpos

En cuatro bóvedas del cementerio de Santo Domingo la Fiscalía inhumó doce cadáveres que permanecieron varios meses en el Centro Forense sin ser reclamados por familiares.

Entre las víctimas hay cuatro plenamente identificadas, pero sus deudos rechazaron recoger sus restos y sepultarlos. A los ocho cuerpos restantes, entre ellos fetos, se les practicaron pruebas de ADN ante la posibilidad de que algún día pudieran ser reclamados.

La inhumación de los cadáveres se realizó ayer, después de que el Ministerio Público gestionó actas de defunción en el Registro Civil. Los restos copaban el poco espacio en las cámaras frigoríficas del Centro Forense de Santo Domingo.

Entre los cuatro cadáveres identificados consta el de Juan Arsenio C. C., quien falleció en septiembre pasado por un supuesto derrame cerebral mientras estaba recluido por violación en la cárcel de Bellavista.

El deceso fue comunicado a sus familiares y según el fiscal provincial, Jorge Montero, no quisieron hacerse cargo del cuerpo. “Nos dijeron que lo tiráramos al río”.

Los otros tres, que sus familiares tampoco los reclamaron, son Édison Daniel Z. B., quien fue hallado en unos matorrales en el poblado Praderas del Toachi; Ángel Sergio A. V., quien falleció en un accidente de tránsito; y Leonidas Israel B. Ch., quien sufría de ataques epilépticos y fue encontrado sin vida en la parroquia El Esfuerzo.

De los restantes, tres son fetos, dos de los cuales fueron hallados en botaderos de basura de El Carmen (Manabí) y Santo Domingo, y uno en el hospital Gustavo Domínguez.

Montero explicó que los resultados de las pruebas de ADN realizadas a los no identificados fueron enviados en una ficha al Banco de ADN que maneja la Fiscalía General del Estado en Quito, para con ello alimentar la base de datos que sirve para ubicar a desaparecidos.

José Garófalo, administrador del Cementerio General de Santo Domingo, indicó que la fundación que administra el lugar realiza este tipo de aporte entregando bóvedas gratuitamente. “Cada nicho cuesta un promedio de trescientos dólares, pero nosotros lo hacemos como un servicio social en estos casos”, aseguró. (I)

12
cuerpos fueron enterrados ayer en el cementerio.

http://www.eluniverso.com/