Blog Page Title

Para el 2017 se aspira a que la mitad de votos sea electrónico

Ampliar la cobertura del voto electrónico a seis provincias es la meta que quiere cumplir el Consejo Nacional Electoral (CNE) para los comicios del 2017. Lo dijo Magdala Villacís, vicepresidenta del organismo.

La funcionaria indicó que la aspiración del CNE es que al menos seis millones de electores participen a través de la automatización del voto, así como el proceso de escrutinio. Esto es la mitad de los empadronados en el 2014: 11’931.644.

La propuesta se encuentra en planificación para determinar cuáles serán las otras provincias que se sumarán a Azuay, Santo Domingo de los Tsáchilas y Pichincha (localidad La Morita), donde se desarrolló el voto electrónico en el 2014.

La selección de provincias, explica, será bajo parámetros del peso electoral.

De acuerdo con el informe de rendición de cuentas del CNE, de los 936.133 electores registrados para el voto electrónico participaron 724.910.

Para ello hubo cooperación de tres países. En Azuay se usaron 3.022 máquinas provenientes de Argentina. En Santo Domingo de los Tsáchilas se trabajó con 1.121 equipos de Venezuela, y en La Morita (Pichincha), con 4 urnas electrónicas de tecnología rusa.

La funcionaria dice que se buscará implementar tecnología propia para evitar conflictos generados con las empresas extranjeras. “El sistema debe observar la realidad nacional y la experiencia obtenida en materia electoral”. Y considera que cumplir esa meta permitirá generar confianza ciudadana.

Para el observador electoral y profesor de la Politécnica Nacional Enrique Mafla, el ente electoral no tiene capacidad para gestionar tecnología. “Todos los sistemas que han utilizados son botados a la basura”.

Él piensa que ahora se quiere ‘jugar’ con las universidades, y que estas no están capacitadas aún para generar la tecnología para un proceso electoral, por ello prevé que el CNE terminará contratando una empresa extranjera para el 2017, por lo que espera que se transparente su funcionamiento, que los sistemas sean abiertos y transparentes para que el ciudadano conozca cómo se procesa su voto: “En Alemania declararon inconstitucional el voto electrónico, porque con el voto de papel el ciudadano puede seguir el proceso y vigilar que en las urnas permanece el voto y siga el proceso, con el voto electrónico no se tiene esa posibilidad”.

Medardo Oleas, expresidente del antes Tribunal Supremo Electoral, cree que este voto no funciona en Ecuador por el alto costo y la desconfianza de los ciudadanos frente a experiencias en otros países, y cita a Venezuela: tenía registrados a los ciudadanos por sectores y el poder habría tomado represalias con quienes no dieron su apoyo en las urnas. Lo que se busca es que el voto siga siendo secreto, agrega. (I)

7,8%
VOTÓ CON MÁQUINAS

En las seccionales del 2014 fueron convocados 11’931.644 electores: 936.133 con voto electrónico.

3
SISTEMAS DIFERENTES

se utilizaron en los comicios pasados para el voto electrónico, uno en cada jurisdicción del plan piloto.

http://www.eluniverso.com/