Blog Page Title

Ajustes buscan compensar falta de 40 % en pensiones

El déficit entre ingresos y pago de pensiones de los jubilados en el IESS recién se estaría dando en 22 años, es decir en el 2037. Para que esto no suceda se podrían realizar ajustes, tanto en el incremento de pensiones como en la distribución del aporte que hacen los empleados y patronos al IESS a los diversos fondos de la entidad.

Así lo planteó ayer Fausto Cayambe, asambleísta de Alianza PAIS, quien defendió la propuesta del Gobierno de eliminar la mención del 40 % de la contribución del Estado al IESS y cambiarla por un texto que indique que se le entregará “lo que necesite”.

De acuerdo con Cayambe, la idea sería que para que el déficit demore en presentarse hasta el 2037 se cambie la tabla de incremento de pensiones actual por una que se base en el alza de la inflación. Este índice anual del 2014 fue de 3,67 % y en el 2015 se espera una inflación de 3 %. La tabla que está en vigencia, en cambio, prevé aumento de entre 4,36 % y 16 % a las pensiones, dependiendo del monto. Mientras más bajas, tienen mayor subida y mientras más altas, el alza anual es menor.

Cayambe explicó también que se podría hacer un ajuste en la distribución de los rubros del aporte, para bajar lo que va a riesgos del trabajo y cesantía y subir a pensiones y salud.

Ayer, la Comisión de los Derechos de los Trabajadores tenía previsto recibir en Comisión General al presidente del IESS, Richard Espinosa. Sin embargo, el representante del Ejecutivo en el IESS mandó a su delegado el matemático Antonio Tipán. Al ser consultado por Betty Carrillo, presidenta de la Comisión, sobre si en caso de eliminarse el pago del 40 % habría posibilidad de que se suspendiera el pago de las jubilaciones, el funcionario se limitó a indicar: “De ninguna manera se suspendería el pago de pensiones, existe dinero suficiente para cumplir las obligaciones. Eso es todo”.

Durante la comparecencia, la asambleísta Cristina Reyes (PSC) reclamó que Espinosa no haya asistido a la sesión y esto provocó un cruce de palabras con la titular de la Comisión.

Carrillo aseguró que ningún otro Gobierno ha hecho tanto por el IESS como este. Una de las jubiladas, que ingresaron ayer a la fuerza a la sesión, le replicó que “lo que se ha hecho con la mano, se está borrando con el codo”.

Por su parte, el director general del IESS, Andrés Ponce, explicó que no hay deuda de salud: “Ya que no existe un reglamento”. Dijo que los pagos del 40 % el Gobierno los ha venido cumpliendo puntualmente.

Entre tanto, ayer unos 300 trabajadores de Movistar, vestidos de negro, con globos, pancartas y pitos, realizaron una marcha para rechazar el techo de las utilidades que se fija en 24 salarios básicos unificados. “Asamblea, escucha, los derechos se respetan”, fueron algunos de los cánticos que se escucharon. (I)

Algunas propuestas del proyecto de ley para la Justicia Laboral

Límite a utilidades
El proyecto señala que las utilidades distribuidas a los trabajadores no podrán exceder de 24 salarios básicos unificados del trabajador en general ($ 8.496 para el 2015). En caso de excedente, se lo entregará al Seguro Social.

Afiliación de amas de casa
El proyecto incluye la afiliación al IESS de las amas de casa de hasta 45 años y que reciben el Bono de Desarrollo Humano. Tendrán una prima del 13,25%. En parte se financiaría con los recursos recortados a las utilidades.

Jubilación patronal
Se eliminaría la jubilación patronal como hasta ahora se conoce y en su lugar se establecería un solo monto a entregar. Además, se ha planteado revisar un supuesto error en la fórmula de cálculo para el pago de este monto.

Contrato a plazo fijo
Una propuesta es eliminar el contrato a plazo fijo. Así, tras un periodo de prueba de 90 días, el trabajador tendría un contrato indefinido. Esta propuesta había sido rechazada por empresarios que pedían mantener la figura.

Mensualizar los décimos
Se propone que los salarios decimotercero y decimocuarto se paguen prorrateados mensualmente y no una vez al año como ahora. El tema sería voluntario para los empleados de los sectores privado y público que lo solicitaren.

Horario paterno
La asambleísta Ximena Ponce (AP) propuso ayer incluir en el proyecto de ley una jornada de trabajo de seis horas para los padres, así como lo tienen las madres, para que se involucren en el cuidado del niño en su primer año.

Testimonios.
Galo Valencia

Extrabajador de empresa de agua potable
Laboró como distribuidor de agua y en la oficina de reparaciones y daños. Se acogió a la jubilación hace quince años.

A su juicio, se debe mantener la autonomía del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Mencionó que el aporte estatal fue creado por “los gobiernos que han sido conscientes con los trabajadores del país”.

Señaló que debería haber claridad de la manera en la que el Estado sí entregaría recursos al Seguro Social en caso de que la reforma sea aprobada. (I)

Ramiro Montenegro

Extrabajador del IESS
Fue jefe del servicio de Neurología del hospital Carlos Andrade Marín y se jubiló hace dos años. Él dijo que debería mantenerse el aporte que hace el Estado para las jubilaciones. “Lo que ha sido ya una práctica desde hace varias décadas y al Estado no le ha pasado nada”, indicó. Montenegro agregó que recibe 1.700 dólares como pensión mensual, y que “es bueno que se sepa que hay pobres jubilados y jubiladas que apenas reciben una jubilación de $ 70 u $ 80”. (I)

http://www.eluniverso.com/