Blog Page Title

La oposición se traduce en violencia en Venezuela

Las llamadas guarimbas han dejado 43 muertos y 878 heridos. La comunidad internacional respalda a Maduro.

La confrontación política en Venezuela se ha convertido en violencia. A través de YouTube se dan “recomendaciones” sobre cómo paralizar el país y salir ileso. Son varios los que cuelgan videos -algunos originados en Estados Unidos- con instrucciones para bloquear vías y generar caos, acciones que las denominan guarimbas.

Uno de ellos es Robert Alonso, hermano de la cantante  María Conchita Alonso, quien tiene su propio canal en la red social y exhibe videos de sus familiares (incluso niños) refiriéndose a cómo bloquear al gobierno de Nicolás Maduro. “Hay que hacer guarimbas porque así paralizamos el país y le quitamos gobernabilidad al régimen”, dice.

¿Cómo operan las guarimbas? La regla de oro -dicen- es bloquear las calles frente a tu casa, afectar la  cotidianidad de tu barrio, impedir el paso de vehículos de servicios públicos, de alimentos, todo es válido.

Lo que no cuentan esos videos es que desde 2013 las guarimbas han dejado más de 40 muertos y 878 lesionados, según datos de la Asociación de Víctimas. La mayoría falleció en sus propios vecindarios, intentando ingresar a sus casas o cuando retiraban los obstáculos de la vía para pasar con sus vehículos.

Michael Díaz es el abogado que asesora a los familiares de las víctimas, entre quienes están jóvenes  que, motivados por los opositores, perdieron una extremidad al recibir una descarga eléctrica cuando intentaban bloquear vías con cables atados a los postes.

Esa práctica provocó, en febrero de 2014, una de las muertes que conmovió el país. Un hombre, de 29 años, murió decapitado porque no vio uno de esos cables mientras se dirigía a su casa en motocicleta. Ese es el único caso donde la justicia sentenció a los responsables.

Díaz y una delegación de familiares acudieron, la semana pasada, a Panamá para exponer sus casos a la comunidad internacional y exigir la suspensión de las guarimbas. Aquello no ocurrió, los funcionarios panameños que estuvieron a cargo del evento no los acreditaron. Lo mismo denunciaron delegados de la sociedad civil procedentes de Ecuador, Colombia y México.

Las víctimas de las guarimbas acusan a la oposición, liderada por Corina Machado, Leopoldo López y  Antonio Ledesma (los dos últimos están detenidos), de incitar a la violencia. Y fue un asalto a una guardería estatal, en donde cerca de 100 niños de 0 a 3 años casi mueren asfixiados, lo que los motivó a organizarse para denunciar el hecho.

Díaz cuestiona que los promotores de las guarimbas hayan pasado de opositores políticos a victimarios, que llegan a bloquear el paso de las ambulancias, lo que es una clara violación a los derechos humanos y que está prohibida incluso   en un conflicto bélico.

Esa oposición destaca que el presidente estadounidense, Barack Obama, durante su intervención en la Cumbre de las Américas en Panamá, no se haya referido al decreto que coloca a Venezuela como una amenaza “inusual y extraordinaria”.

En Panamá el presidente Nicolás Maduro entregó cerca de 11 millones de firmas de apoyo para exigir la derogación de ese decreto, mientras en los exteriores del Centro de Convenciones Atlapa un grupo de opositores, ubicados en los edificios residenciales de esa zona exclusiva de Panamá, sonaba cacerolas en señal de rechazo al mandatario venezolano.

Desde Ecuador, la embajadora Carol Delgado destaca que esas firmas constituyeron “un logro contundente, pues el presidente Nicolás Maduro ganó con más de 7 millones de votos, pero ahora hasta los congresistas de oposición han ido de manera lógica y patriótica a firmar contra el decreto de Obama. El rechazo es contundente”. (I)

La izquierda mundial exige respeto a EE.UU.

Los Movimientos de la Izquierda mundial del Foro de Sao Paulo, reunidos ayer en Caracas, aprobaron un documento en el que ratifican su respaldo al presidente Nicolás Maduro ante el decreto emitido por EE.UU.

“Consideramos que este decreto de manera flagrante viola los elementales principios del derecho internacional”, dijo Mónica Valente, secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo, al tiempo que recalcó que exigen al Gobierno de EE.UU. la derogación del mismo y “se solicita que se inicie una nueva etapa de relaciones con Venezuela, signada por el respeto mutuo”, recogió la cadena Telesur.

Mientras tanto, en el Paseo de Los Próceres se extendió la bandera más larga de Venezuela en toda la historia del país. La bandera, de unos 1.200 metros de tela, fue confeccionada por el poder popular con el propósito de hacer respetar los símbolos patrios nacionales y condenar la más reciente agresión del Gobierno de Estados Unidos contra Venezuela. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/