Blog Page Title

67 mil artesanos serán proveedores del Estado

El taller de carpintería de Ricardo Williams en la ciudadela Mapasingue, al noroeste de Guayaquil, está en plena actividad. Los  operarios lijan y pintan de azul pequeñas sillas de madera que en el transcurso de este mes deberán entregarse al Ministerio de Inclusión Económica y Social (Mies), para sus Centros Infantiles del Buen Vivir (CIBV).

Williams está asociado con 12 artesanos más y ahora forman parte de la Asociación Productiva de Mobiliario (Asopromogeni), que este año se adjudicó un contrato por $ 45.000 para fabricar 400 sillas, 69 camas, 70 catrex y 25 mesas, a través del sistema de Compras Públicas.

Es la tercera vez que Williams oferta al Estado -la primera vez lo hizo por $ 30.000-, pero aseguró que esto le trae estabilidad económica, tanto a él como a sus compañeros, pues las ganancias se reparten equitativamente y les permiten estar en actividad continua.

La Asopromogeni es una de las organizaciones de la Economía Popular y Solidaria (EPS), sector que para 2014 movilizó $ 8.364 millones en la economía nacional. Esto representa el 7,4% del PIB, explicó Tania González, coordinadora zonal 8 del MIES.

Este modelo de desarrollo económico promueve la participación de las organizaciones en las compras públicas como una forma de generar oportunidades. En 2014 el sector artesanal tuvo adjudicaciones por al menos $ 550.000 con la participación de 40 actores.

“Una de las ventajas es que se fomenta la asociatividad y genera procesos de capacitación que les permiten tener mayor representatividad”, señaló González. Por otro lado, esta cadena productiva permite abaratar costos y generar economías de escala. Se estima que 6 de cada 10 ecuatorianos participan activamente en la EPS, pero las filas de los proveedores artesanales del Estado se engrosan cada vez más.

Esta semana, 67 mil artesanos ingresaron a la base de datos del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), luego de un acuerdo entre la Junta Nacional de Defensa del Artesano (JNDA), y el organismo estatal.

Santiago Vásquez, titular del Sercop, recordó que existe interés del Gobierno por incrementar el número de proveedores artesanales, especialmente para su participación en los Catálogos Dinámicos Inclusivos que son procesos preferentes para la EPS.

Williams aseguró que en cada proceso le han pagado un precio justo y que ha alcanzado una  rentabilidad de al menos el 30%, lo que le ha permitido invertir en equipos como compresores y lijadoras, e incluso estudiar posibles nuevos productos.

Uno de los proyectos emblemáticos del régimen ha sido Hilando el Desarrollo, que durante 2014 adjudicó $ 1’121.406 a los artesanos inscritos, principalmente mujeres.

En tal sentido, González recordó que este es un segmento de la población, sobre todo el beneficiario del Bono de Desarrollo Humano, al que se le da especial atención, no solo a través de subvenciones estatales, sino herramientas que les permitan salir de la situación de pobreza. “Lo que se busca es generar capacidades y oportunidades desde adentro, esa es la diferencia entre el modelo neoliberal y el actual”, apuntó.

Para este año, se planifica capacitar a no menos de 6.500 mujeres receptoras del bono, apuntando a la entrega de créditos para emprendimientos. En 2014 el MIES trabajó con 130 organizaciones del sector financiero solidario y con estos se generaron financiamiento por alrededor de $ 156 millones.

Actualmente en la JNDA están registrados más de 100 mil talleres artesanales, que indirectamente generan 1’500.000 fuentes de empleo entre la cadena productiva y comercial. Las compras públicas en el sector de la EPS generó en 2014, $ 85 millones.

El presidente Rafael Correa ha sido enfático en señalar a las compras públicas como una de las herramientas de desarrollo más importantes de la economía. (I)

DATOS

Las primeras ferias inclusivas para actores de la Economía Popular y Solidaria iniciaron en 2010, pero se profundizaron en 2013.

La Ley Orgánica de Economía Popular y Solidaria fue aprobada por la Asamblea Nacional en 2011, pero desde 2012 su reglamento para normarla se puso en vigencia.

Según la Ley, los actores de la EPS desarrollan procesos de producción, comercialización y financiamiento para satisfacer necesidades y generar ingresos, basados en la solidaridad y reciprocidad.

La EPS tiene 2 segmentos: El no financiero integrado por cooperativas de producción, transporte, servicios, entre otros, y el financiero, compuesto por cooperativas de ahorro y crédito.

http://eltelegrafo.com.ec/