Blog Page Title

Preocupa el futuro de fondo de pensiones por ley laboral

Jubilados, trabajadores y analistas de seguridad social se mostraron preocupados ayer por el futuro de los fondos de pensiones del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) tras la aprobación, la noche del martes pasado, por parte de la Asamblea de la Ley para la Seguridad Laboral y Reconocimiento del Trabajo del Hogar no remunerado.

Uno de los puntos más polémicos del proyecto de ley es el retiro del 40 % del aporte que hace el Estado al IESS y el reemplazo por una garantía de que el Estado lo subsidiará únicamente cuando el IESS no tenga recursos para cumplir con esta obligación.

La reacción de algunos grupos de jubilados es cauta. Marcelo Jijón, presidente de la Confederación Nacional de Jubilados, dijo que están a la expectativa de la respuesta que podría dar el presidente Rafael Correa al pedido de Ramiro González (ahora exministro del régimen) de no eliminar ese 40 % y más bien tratar el tema de manera integral.

Comentó que algunos miembros de su organización ya han planeado iniciar en los próximos días una huelga de hambre. Jijón considera que Correa todavía podría rever el artículo que elimina el aporte del 40% para el IESS.

Por su parte, Mesías Tatamuez, secretario general de la Confederación Ecuatoriana de Organizaciones Clasistas (Cedocut), rechazó la eliminación del 40 % y mencionó que la ley es inconstitucional y por tanto, dijo, se la rechazará tanto en las calles como legalmente.

Entre tanto, para Carmen Corral, exintendenta de Seguridad Social de la Superintendencia de Bancos, la ley orilla al IESS a consumir todo su fondo de pensiones que debería estar sano y líquido a muy largo plazo, y plantea que solo entonces el Estado entre a cubrir las obligaciones de pensiones. Dijo que se debería establecer un reemplazo para el 40 %.

También señaló que sería un error pensar que el aporte de las amas de casa, quienes entregarán sus primas durante 20 años, podría compensar la falta de liquidez para dar este beneficio.

Dijo que esos recursos deberán estar en un fondo aparte del de las pensiones actuales.

Joaquín Viteri, exdirector del IESS y abogado en temas laborales, cree que la ley aprobada “pone en riesgo inminente a la seguridad social”, pues el 40 % que se entregaba por ley mantenía sostenible al sistema. También lamentó que se haya cambiado el sistema de incremento de pensiones, que antes permitía hasta un alza anual del 16 % a las pensiones más bajas, por uno que se basa en la inflación (3 % para 2015).

Para Viteri, adicionalmente el Gobierno está incumpliendo la disposición constitucional que indica que el Estado debe financiar la seguridad social para el trabajo del hogar no remunerado, pero que con la ley quienes asumen dicho costo son, por un lado, las unidades familiares de cada afiliada y los trabajadores que ven mermadas sus utilidades, con el techo que se crea.

Para Gabriel Riera, de la Asociación de Jubilados Batalla de Tarqui, ni las jubilaciones actuales ni las de jubilados futuros se verán afectadas por el retiro del 40 %. Según indicó, su asociación velará para que las jubilaciones futuras se sigan dando en las mismas condiciones como, por ejemplo, con base en los cinco últimos salarios. (I)

91 votos a favor tuvo la ley de justicia laboral.

No podemos aceptar que se le vaya a desfinanciar al IESS. Esperamos que el presidente desista o, de lo contrario, se hará huelga de hambre. Está en manos de él”.
Marcelo Jijón, Confederación Nacional de Jubilados

Hago un llamado a los ecuatorianos para defender al IESS, demandando legalmente, en las calles, en todo lado. El IESS es el único patrimonio que tienen los trabajadores”.
Mesías Tatamuez, secretario general de la Cedocut

Eliminación del 40 %
El proyecto aprobado por la Asamblea quita el aporte del Estado del 40% al IESS para pensiones jubilares. Se indica que el Estado garantizará el pago de pensiones solo cuando el IESS no cuente con los recursos para cubrir las obligaciones del Seguro General Obligatorio y del Seguro Campesino.

Amas de casa, al IESS
Las personas que hacen trabajo del hogar no remunerado podrían ser parte del Seguro Social. De ser así, aportarían entre $ 2 y $ 46,90 durante 20 años para recibir pensión jubilar. El Estado pagará una contribución que podría ir desde $ 9.70 para nivel de subsistencia hasta $ 15,80 para el medio alto.

Alza de pensiones
Las pensiones del Sistema de Seguridad Social se incrementarían al inicio de cada año en la misma proporción que la inflación promedio anual del año anterior. Este índice en el 2014 fue de 3,67%. La tabla actual, en cambio, prevé alzas de entre 4,36% y 16% a las pensiones, dependiendo del monto.

Techo a las utilidades
Las utilidades que corresponden a los trabajadores no podrán exceder los 24 Salarios Básicos Unificados, se plantea. Si el valor supera ese monto, el excedente se destinaría al régimen de prestaciones del Seguro Social. El Ministerio del Trabajo emitirá los acuerdos para la aplicación.

Mensualización
Solo con un pedido escrito del trabajador o servidor público se podría recibir la decimotercera remuneración o bono navideño, y la decimocuarta remuneración de forma acumulada; en caso de no solicitarlo, el pago sería mensualizado, según el proyecto.

Utilidades sin cobrar
Los empleadores están obligados a agotar sus esfuerzos para entregar de forma directa el beneficio de utilidades a sus trabajadores o extrabajadores. Si hubiera utilidades no cobradas, transcurrido un año del depósito hecho en el Sistema Financiero, el empleador tendría que depositarlo en los valores del Seguro Social.

Despido ineficaz
Se consideraría ineficaz el despido intempestivo de personas trabajadoras en estado de embarazo o asociado a su condición de gestación o maternidad, en razón del principio de inamovilidad que los ampara. Las mismas reglas sobre la ineficacia del despido serían aplicables a los dirigentes sindicales en cumplimiento de sus funciones, sostiene el informe final del proyecto de ley.

Utilidades unificadas
Si una o varias empresas vinculadas comparten procesos productivos y/o comerciales, dentro de una misma cadena de valor, entendida esta como el proceso económico que se inicia con la materia prima hasta la comercialización, la autoridad administrativa de trabajo de oficio o a petición de parte las consideraría como una sola para el reparto de participación de utilidades.

Brechas de salarios
El Ministerio del Trabajo, a decir del informe final del proyecto, podrá establecer a través de un acuerdo límites a las brechas salariales entre la remuneración máxima de gerentes generales o altos directivos y la remuneración más baja percibida dentro de la misma empresa. El exceso del límite de remuneraciones no será deducible para efectos del pago del Impuesto a la Renta.

Directivas
La directiva del Comité de Empresa será elegida mediante votaciones universales, directas y secretas, en las cuales podrán intervenir como votantes todas las personas trabajadoras de la empresa que se encuentren sindicalizadas y que se encuentren trabajando al menos noventa días. El Ministerio del Trabajo, según consta el proyecto de ley, expedirá la normativa necesaria.

Consejo de Trabajo
Al Consejo Nacional de Trabajo y Salarios le corresponderá desarrollar el diálogo social sobre políticas de trabajo, así como también sobre la fijación de las remuneraciones. Deberá asesorar además al ministerio de ramo en el señalamiento de las remuneraciones y en la aplicación de una política del trabajo acorde con la realidad. Mediante una normativa se aplicará esto.

Inclusión laboral
El proyecto aprobado reforma la Ley Orgánica del Servicio Público e indica que se podrá diseñar una política pública de inclusión laboral para personas pertenecientes a pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianos y montubios, así como migrantes retornados. Se debe considerar conocimientos aptitudes y profesión requeridas para el puesto a proveer. (I)

http://www.eluniverso.com/