Blog Page Title

Ley señala 60 días para fijar la aportación de amas de casa

El Consejo Directivo del IESS, en el plazo de dos meses, desde ayer, debe establecer los porcentajes de aportación para las personas que realizan trabajo no remunerado del hogar considerando su situación socioeconómica.

Así lo estipula la Ley para la Justicia Laboral, que fue publicada ayer en el tercer suplemento del Registro Oficial.

El IESS, en esa tarea, empleará un catastro de información social, económica y demográfica individualizado a nivel de familias, para que puedan acceder al subsidio estatal. Las beneficiarias de este seguro, que no tendría cobertura de salud, accederían a una pensión jubilar tras 20 años de aportación, según la propuesta oficial.

El asambleísta Fausto Cayambe (AP), integrante de la Comisión de los Derechos de los Trabajadores, que trató la ley, señaló que lo dispuesto por la ley se puede cumplir antes de los 60 días.

Agregó que existe ya información de unas 450.000 amas de casa que reciben el Bono de Desarrollo Humano (BDH).

La ministra coordinadora de Desarrollo Social, Cecilia Vaca, informó la semana pasada en la Asamblea, antes del segundo debate de la ley, que 1’500.000 familias de las amas de casa que podrían ser beneficiarias de la afiliación, aportarían entre $ 2 y $ 46,90.

Además dijo que el Estado pagaría una contribución que podrá ir desde $ 9,70 para el nivel de subsistencia, hasta $ 15,80 para el medio alto. En el caso de una ama de casa de sector alto, no habrá subsidio del Estado.

Otro tema que no rige de forma inmediata es el tope de utilidades, que según Cayambe, entran desde el 2016. Esto porque el Ministerio del Trabajo debe emitir normativas para la implementación.

El titular de esa cartera, Carlos Marx Carrasco, sostuvo que están trabajando en el tema. “Ojalá podamos concluir con la normativa secundaria antes de los 180 días de plazo”, indicó.

Una vez publicada la ley, se eliminó el 40% del aporte estatal para las pensiones jubilares, y en su reemplazo el Estado garantizará el pago de esas pensiones solo cuando el IESS no cuente con los recursos.

Según la asambleísta Cristina Reyes (PSC-Madera de Guerrero), ya está vigente el despido ineficaz.

En enero del 2016 se conocería el alza de las pensiones jubilares, que ahora están atadas a la inflación anual.

En su último enlace sabatino, el presidente Rafael Correa señaló que había pensiones que subían anualmente 16% y que no hay sistema de seguridad social que resista un ajuste de esa naturaleza. (I)

91
Asambleístas votaron a favor de la ley para la justicia laboral.

http://www.eluniverso.com/