Blog Page Title

Madrid llama a consultas a su embajador en Caracas

Maduro llamó a Rajoy corrupto y ladrón (EFE)

 El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, anunció hoy que el Gobierno ha llamado a consultas a su embajador en Caracas, Antonio Pérez Hernández, como señal de protesta ante estas afirmaciones de Maduro.

EL UNIVERSAL Madrid.-  Madrid llamó este miércoles a consultas a su embajador en Caracas, en una nueva escalada entre los dos países, después que el presidente Nicolás Maduro acusara al jefe del gobierno español de apoyar una “conjura” internacional para derrocarlo.

“Los calificativos que utilizan las autoridades [de Caracas], nunca el pueblo venezolano, son absolutamente intolerables”, dijo el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, a los medios en los pasillos del Congreso, informó

“Teniendo en cuenta lo que se ha producido y el grado de irritación verbal que he visto en el presidente Maduro, he decidido convocar a consultas a nuestro embajador en Caracas”, Antonio Pérez Hernández, añadió el jefe de la diplomacia española.

El martes, el presidente venezolano acusó al jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, de estar “detrás de una conjura internacional para derrocar el gobierno constitucional que presido”.

Maduro insistió en que Rajoy colabora con el “terrorismo” en Venezuela y que desde España “se financia y se apoya logística y diplomáticamente” una “conspiración”.

El presidente venezolano añadió que Rajoy pertenece a “un grupo de corruptos, de bandidos y de ladrones”.

Las declaraciones de Maduro, unidas a la petición en el parlamento venezolano de declarar persona “non grata” al exjefe del gobierno español, Felipe González, que ha aceptado defender a opositores venezolanos presos, parecen haber colmado la paciencia de Madrid.

El ministro Margallo vinculó estos ataques verbales con el aumento de las “dificultades económicas, sociales y políticas por las que atraviesa el pueblo de Venezuela”.

“Obviamente, el tener esta disputa con España (…) es una forma de distraer la atención pública de temas más apremiantes que tiene Venezuela”, dijo a la AFP, Juan Carlos Triviño, investigador de la universidad Pompeu Fabra de Barcelona.

La llamada a consultas, una dura respuesta en diplomacia sólo un paso por debajo de la retirada del embajador, supone un nuevo paso en los desencuentros entre los dos países, que volvieron a tomar altura desde que el pasado día 15 cuando el Congreso de los Diputados español pidió la “liberación inmediata” de los líderes opositores venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma, así como de otros políticos encarcelados en el país.