Blog Page Title

BdE financiará obra de agua potable para 250 mil personas

El directorio del Banco del Estado (BdE) aprobó el miércoles el financiamiento de $ 47,6 millones para la obra del proyecto regional de agua potable ‘Pesillo-Imbabura’.

El esquema contempla un aporte no reembolsable del Gobierno Nacional de $ 31 millones y la entrega de un crédito consolidado de $16,6 millones para los municipios de Antonio Ante, Cayambe, Ibarra, Otavalo y Pedro Moncayo, con lo que se emprenderá una iniciativa que dotará de líquido vital a 250.000 residentes de Pichincha e Imbabura.

El proyecto contempla la construcción de un sistema que abastecerá las necesidades del líquido vital de los pobladores de 162 comunidades rurales y 5 centro urbanos, que comprenden las zonas altas del cantón Cayambe y las zonas nororientales de Pedro Moncayo, Otavalo, Antonio Ante y la suroriental de Ibarra. Una vez se emprenda la construcción, será una de las mayores intervenciones sanitarias realizadas en la región andina del país.

“Damos un primer paso en la construcción de este gran proyecto que ha merecido todo el apoyo del gobierno y que solucionará de una vez por todas los graves problemas de abastecimiento de agua potable para los sectores rurales de los cantones que se hermanan en beneficio de toda la población”, aseguró la gerente general del Banco del Estado, Verónica Gallardo (foto).

El caudal de agua que alimentará Pesillo-Imbabura provendrá del proyecto de riego Cayambe-Tabacundo, por  un túnel de trasvase por el que se canalizarán hasta 700 litros por segundo. Los alcaldes de los 5 cantones acordaron solicitar en conjunto un crédito al Banco del Estado por $ 16,6 millones para cubrir el 35% del monto requerido para la ejecución de la iniciativa y pedir el apoyo del Gobierno Nacional para cubrir el saldo restante, lo que finalmente se concretó.

El Gobierno Nacional aportará con los restantes $ 31 millones, equivalentes al 65% del proyecto, bajo la figura de fondos no reembolsables, para una iniciativa que demandará entre 18 y 24 meses para su conclusión. El esquema de financiamiento estructurado por el Banco del Estado prevé que cada municipalidad aporte conforme su capacidad de endeudamiento con la institución financiera, en un rango que irá entre el 50 y 65%. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/