Blog Page Title

En Quito se abre el Café Libro Militar

“Somos amantes de la escritura, hemos escrito algunas obras de nuestro trajinar militar y ahora, en servicio pasivo, nos dedicamos todo el tiempo a las letras”.

Así nos cuenta Milton Osorio Baca, un coronel militar que ahora se ha convertido en un escritor de vivencias, que junto con un grupo de mayores y generales retirados la noche de jueves inaugurarán un espacio para la lectura denominado “Café Libro Militar”:

Esta iniciativa nació hace cien años, cuenta, y ahora lo están haciendo realidad en un espacio del Círculo Militar, ubicado en el norte de Quito y coincidiendo con las celebraciones del día internacional del libro.

El Café Libro Militar está dividido en tres secciones: La primera con libros de socios y civiles que saldrán a la venta; la segunda, que es la central, con un sinnúmero de títulos donde sus autores e instituciones militares (como el Centro de Estudios Históricos del Ejército y el Centro de Estudios Navales) donan sus libros a militares y civiles; y, la tercera con libros exclusivos para consultas que no están en venta.

“Nos gusta escribir”, dice Osorio, militar retirado que entre 1978 hasta el 2001 vivió en el Yasuní, y esos 40 años están plasmados en su novela “En las entrañas del Yasuní… Son vivencias de un soldado dedicado a cuidar las cuencas hidrográficas del sector antes de que sea explotado un parque que es una reliquia del pueblo ecuatoriano…”, refiere.

“Tenemos bastante que contar… hemos estado en todos los conflictos armados de este país y ahora queremos escribir, ésta es una manera de rehabilitarnos porque estos conflictos siempre dejan secuelas”, destaca Osorio.

El general en servicio pasivo Jorge Andrade Piedra cuenta que su pasión es la novela de la línea de Gabriel García Márquez y ahora se enfoca en una obra ‘costumbrista montubia en serie’ sobre lo que vivió en el cantón Balzar (Guayas) mientras fue militar. “Siempre trato de relacionar la novela con la historia, eso me gusta”, dice.

Va por el número dos de su novela y su objetivo es llegar a 20.

El coronel Carlos Valencia Acosta ya escribe su segunda obra denominada “El árbol, el niño y el barrio”, también una novela relacionada con situaciones históricas de la vida militar.

El mayor Nelson Salazar Ojeda dice que esperó medio siglo para contar la vida de un joven que optó por la vida militar en octubre de 1963 en donde hubo acontecimientos mundiales como la caída de Julio Arosemena Monroy y la toma del gobierno de la Junta Militar del Gobierno.

Ahora, este grupo de militares retirados tiene otro sueño, crear una tienda virtual para vender libros por vía electrónica y traducirlos a varios idiomas. (I)

http://www.eluniverso.com/