Blog Page Title

Semifinales de la Champions League ofrecen duelos clásicos

Pase lo que pase mañana en el sorteo en Nyon, el nivel de los semifinalistas de la Liga de Campeones, cuatro históricos que suman 21 títulos, garantiza enfrentamientos de alto voltaje.

Real Madrid, FC Barcelona, Bayern Munich y Juventus serán emparejados por sorteo puro, pero cualquiera de las seis combinaciones posibles ofrece duelos clásicos, reencuentros emocionales, cuentas pendientes y mucha, mucha tensión.

“No tengo ningún rival preferido. Pero creo que tampoco somos el preferido de ninguno”.

Las palabras pertenecen al jefe de la junta directiva del Bayern Munich, Karl-Heinz Rummenigge, pero podrían trasladarse a cualquiera de los protagonistas de las semifinales.

Tres de los cuatro semifinalistas, FC Barcelona, Bayern Munich y Juventus, mantienen intacto el sueño de la triple corona: Liga local, Copa y Liga de Campeones. Los tres marchan punteros en sus respectivas países, con los alemanes e italianos a punto de garantizarse el título.

En las Copas, el Barça y la Juve ya están en la final, mientras que el Bayern se encuentra en semifinales. El Real Madrid es el único que ya no compite en la Copa del rey, pero está segundo en su Liga, es el actual campeón de la Champions y, con diez títulos, es el club más ganador del trofeo.

Repletos de figuras, cualquiera de las combinaciones ofrece duelos con atractivos y sin un favorito claro.

FC Barcelona – Real Madrid

Es probablemente el duelo más explosivo de los seis posibles. Gran clásico del fútbol español, los Real Madrid-FC Barcelona trascienden siempre las fronteras de su país y concitan la atención del mundo, más aún si el duelo es en Champions. La última vez que se midieron saltaron chispas en los banquillos, donde aún estaban José Mourinho y Josep Guardiola. Los azulgranas se impusieron camino de su cuarto y hasta ahora último título. Los técnicos son ahora diferentes, pero los equipos siguen liderados por las dos máximas estrellas del balón: el argentino Lionel Messi y el portugués Cristiano Ronaldo.

Real Madrid – Bayern Munich

El duelo es un clásico europeo, el partido más repetido entre las posibles combinaciones, con 11 victorias alemanas, nueve españolas y dos empates. El Bayern tendría la oportunidad de tomarse la revancha de su estrepitosa derrota de hace un año ante los blancos por un global de 5-0. El alemán Toni Kroos se mediría a sus compañeros el año pasado en el Bayern. Y se vería un nuevo duelo en los banquillos, entre el carismático Guardiola y el flemático Carlo Ancelotti.

FC Barcelona – Bayern Munich

El enfrentamiento supondría el regreso de Guardiola a su hogar, el club en el que creció como jugador y en el que explotó como entrenador. Aún añorado en Barcelona, el técnico se enfrentaría a muchos de los jugadores con los que conquistó 14 títulos en cuatro años inolvidables. El genio táctico de Guardiola se pondría a prueba al enfrentarlo al desafío de encontrar un antídoto contra Messi, el jugador de cuya mano hizo historia. Para Luis Enrique, derrotar a Guardiola supondría afianzar su figura y vengar el 7-0 con el que los alemanes liquidaron al FC Barcelona de Tito Vilanova en el 2013, en su camino hacia el triplete.

Juventus – Real Madrid

La Juventus, dos veces campeona, es en principio el equipo más débil de los semifinalistas. El cuadro le favoreció, pero 12 años después se metió de nuevo en la ronda de los cuatro últimos. “Todo el mundo habla, pero nosotros pasamos”, dijo su técnico, Massimiliano Allegri. Para el Real Madrid, la Juve es un equipo de grato recuerdo, ya que los blancos lograron ante los italianos en 1998 su séptimo título y rompieron con 32 años de espera.

FC Barcelona – Juventus

Uno de los duelos más igualados en la estadística histórica. Dos victorias para cada uno y dos empates en los seis enfrentamientos en Europa entre azulgranas y blanquinegros, con seis goles a favor para los italianos y siete para los españoles.

Bayern – Juventus

La última vez que bávaros y juventinos se cruzaron en una eliminatoria fue en los cuartos de final del 2013, un año mágico para el Bayern, ya que lograría levantar los títulos de Champions, Bundesliga y Copa alemana. Bajo el mando de Jupp Heynckes, los alemanes se impusieron por un cómodo 4-0 global. Sin embargo, a punto de encadenar su cuarto título seguido en la Serie A, la Juve quiere volver a dejar su huella en Europa y no parece dispuesta a ponerlo de nuevo tan fácil. La final del 6 de junio en Berlín espera.

http://www.eluniverso.com/