Blog Page Title

En escuelas cerradas se darán otros servicios

Lorena Loor, una madre de familia de la escuela municipal San José de Trans Service, expresa que desde el lunes 4 de mayo su rutina de ir a dejar a sus hijos a estudiar cambiará por el cierre de ese plantel, uno de los cuatro que dejaron de funcionar y que estaban a cargo del Municipio.

Ella dice que el distrito educativo en esa jurisdicción asignó cupos a estos menores en la escuela El Paraíso, pero desistió de registrarlo en ese plantel.

“La escuela de mis hijos estaba a 20 metros de la casa, les llevaba comida en el recreo. Para ir a la escuela El Paraíso mis hijos debían cruzar la vía Quinindé-Santo Domingo, de cuatro carriles (…), a cada rato hay accidentes, no acepté”, indica.

Ante ello decidió matricular a sus hijos en la escuela 9 de Octubre, en el barrio La Puntilla, lejos del barrio San José, donde vive, al otro extremo del cantón, gastará más en pasajes, pero no cruzarán esa vía, detalla.

Mientras, Édison Mora, quien habita a 30 metros de la escuela María Reascos, otra entidad cerrada por el Municipio, expresa que a sus 3 hijos, de 13, 7 y 5 años les asignaron cupos en la escuela Héroes de Paquisha, distante de su casa. “Ahora tendré que gastar dos dólares diarios en mototaxi”, señala.

En el barrio donde reside, el San José, otros padres se quejan por el cierre de la escuela porque era la única del sector. La más cercana ahora es la escuela El Paraíso, a casi 1 kilómetro cruzando la carretera.

El Municipio de Quinindé notificó el pasado 31 de marzo a 55 profesores que trabajaban en las escuelas María Reascos, Oswaldo Mendoza Avellán, San José de Trans Service e Isaías Cañizares la terminación del contrato de trabajo.

El alcalde Manuel Casanova dice que el Cabildo cerró esas entidades porque la competencia es del Ministerio de Educación y por falta de recursos para mantenerlas. Estas tepresentaban $ 600 mil al año y en reparaciones y nuevas aulas $ 2 millones durante su administración. “Se les notificó con meses de anticipación al distrito educativo, a los padres y se da la transición a otras entidades sin inconvenientes”, dice.

Anuncia que la infraestructura de estas escuelas se usará para otros fines. En una de ellas, la María Reascos, estará la Unidad de Tránsito Municipal.

Mientras, la escuela Oswaldo Mendoza Avellán servirá como albergue temporal para acoger posibles afectados ante siniestros. En este local hasta el año pasado se efectuaban ampliaciones y tareas para mejorar la infraestructura del plantel.

La escuela San José de Trans Service será centro de cuidados del Buen Vivir y se analiza la utilidad que se daría a la Isaías Cañizares.

Magali Ramírez, directora distrital de Educación, señala que a los estudiantes se les dio cupos en las escuelas Carlos Cuero, Héroes de Paquisha, Montúfar y Juan Andrango.

Los 4 planteles tenían 1.350 alumnos. 1.277 fueron reubicados en 4 escuelas fiscales. Los otros, 73, se habrían matriculado en planteles particulares, fiscomisionales o estarían en otras provincias, dice Ramírez.

Ángela Benett, directora de la escuela María Reascos, dice que parte del personal va a la escuela porque hasta el jueves aún no se daba la documentación a todos los padres de los 937 alumnos. “No podemos ser irresponsables y cerrar, debemos entregarles las carpetas para que sus hijos se puedan matricular en otras escuelas”, indica. (I)

Manabí
Transición este año

En Portoviejo
Manuel Rivadeneira, coordinador zonal 4 de Educación, dijo que los planteles municipales iniciarán clases con auspicio del Cabildo y este año se hará el proceso de transición para que las asuma el Ministerio de Educación.

Infraestructura
La infraestructura de los planteles pasará al Ministerio de Educación.

400 dólares promedio ganaba cada uno de los 55 maestros de las escuelas cerradas, según el alcalde Manuel Casanova.

http://www.eluniverso.com/