Blog Page Title

217 personas son evacuadas en Yantzaza

En Cotopaxi se mantiene la emergencia en cuatro cantones, mientras en Baños de Ambato los organismos de socorro dispusieron el cierre de los balnearios debido al mal tiempo.

Cincuenta familias que viven en el barrio Gran Colombia, el más afectado por la crecida del río Zamora, en Yantzaza, fueron llevadas a sitios más seguros. Hasta ayer las lluvias seguían con fuerza en varias poblaciones de Zamora Chinchipe.

Los organismos de socorro se declararon en sesión permanente, mientras varias instituciones públicas comenzaron a llegar con alimentos y vituallas para los evacuados, que según el gobernador, Víctor Guamán, suman 217 personas.

Mientras, el tránsito por la vía Loja-Zamora fue reabierto en las últimas horas, luego de interrumpirse debido a los deslizamientos de piedra y lodo. El gobernador dijo que para ayudar a los usuarios de la ruta se habilitó la antigua vía.

En la vía Baños-Puyo, (Tungurahua) las lluvias de los últimos 4 días provocaron grandes deslaves en diferentes sectores.

El domingo se registró un alud de rocas, lodo y vegetación que taponó alrededor de 15 metros de esta carretera desde las 14:00 hasta las 23:00.

Marcelo Espinel, técnico de la Unidad Municipal de Gestión de Riesgos, dijo que afortunadamente no hubo daños personales ni materiales. “Gracias a Dios ningún vehículo pasaba por el lugar cuando el derrumbe cubría la calzada. Maquinaria del Ministerio de Transporte y Obras Públicas y del Municipio de Baños acudieron al lugar para habilitar este camino de interconexión entre la Sierra y la Amazonía”, dijo.

El funcionario además indicó que el aguacero del domingo hizo descender gran cantidad de lodo por las quebradas del volcán Tungurahua, entre ellas Achupashal, Ulba y Baños. La crecida del río provocó el cierre temporal del balneario El Salado, ubicado junto a este afluente, debido a un alud muy cerca de sus instalaciones.

Pese a que el material rocoso que bajó hasta el lugar no afectó directamente la infraestructura de este centro recreacional municipal, las autoridades decidieron cerrar por precaución, pues en ocasiones anteriores la crecida sí causó problemas.

Marlon Guevara, alcalde de Baños, aseguró que el temporal afectó además 4 piscícolas. “Varios criaderos de truchas y tilapias fueron destrozados. Desaparecieron varios ejemplares debido a que la fuerza de la lluvia llenó los estanques y los arrastró”, explicó.

En el cantón Penipe, provincia de Tungurahua, las lluvias de las últimas horas provocaron el desencauzamiento de uno de los ríos que atraviesan la parroquia Matus. El agua arrasó con sembríos, cosechas, ganado y destrozó proyectos de piscicultura y turismo que mantenían los habitantes del sector.

Inés Guanga, habitante de esta parroquia, vivió momentos de miedo y desesperación, al no conocer sobre el estado de su esposo, quien salió con sus animales a la zona alta. “Se veía el cielo nublado y de repente la lluvia no paraba, un pedazo de montaña cayó justo en el sitio que nosotros alimentamos a nuestros animales, por suerte mi esposo ha estado en el otro lado”, mencionó. Los informes señalan que el río arrasó con troncos, árboles y piedras. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/