Blog Page Title

Colombia seguirá fumigando con glifosato

La OMS recomendó suspender el programa. Afirma que la sustancia contiene elementos que podrían ser cancerígenos.

La canciller colombiana María Ángela Holguín confirmó que Colombia continuará con las fumigaciones de glifosato cerca de la frontera con Ecuador, donde hace tiempo se hace control de cultivos ilícitos como coca y amapola.

Esta declaración causó controversia al interior del gobierno del presidente Juan Manuel Santos, ya que el lunes pasado el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, pidió suspender la fumigación con glifosato, teniendo en cuenta las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, OMS, y la petición del Gobierno de Ecuador de acabar con este programa en la zona de frontera.

Según explicó la canciller Holguín, en el corto plazo el Gobierno Nacional no ha considerado la medida.

Señaló que “el tema se está evaluando desde varios puntos de vista, uno de ellos es el de salud”. Indicó que “el Gobierno una vez que haga los estudios necesarios en todos los aspectos relacionados a las aspersiones con glifosato tomará una decisión, pero por ahora, a corto plazo no será”.

La canciller recordó que la recomendación del Ministerio de Salud no es de carácter vinculante, por lo que es autonomía del Gobierno adoptar o no la medida.

Por el momento, el gobierno nacional continuará aplicando el programa para la erradicación de cultivos ilícitos, hasta que nuevos estudios determinen la viabilidad de suspender el programa de fumigación con glifosato, que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud contiene elementos que podrían ser cancerígenos para el ser humano.

De otra parte, el embajador de Estados Unidos en Bogotá, Kevin Whitaker, fue enfático en señalar que su país respeta las decisiones que tome el gobierno sobre el uso del glifosato contra cultivos ilícitos. Whitaker indicó que la cooperación del país norteamericano en la lucha antidroga seguirá.

“Usar o no usar glifosato es una decisión soberana de Colombia y respetamos eso plenamente. Pase lo que pase tenemos muchas maneras de cooperar con Colombia en materia antinarcóticos, ayudamos con las extradiciones, interdicciones, con inteligencia con la Policía Nacional, pase lo que pase ustedes pueden contar con la ayuda de Estados Unidos”, dijo el embajador Kevin Whitaker.

Por su parte, el viceministro de Salud, Fernando Ruiz, confirmó que esperan que el gobierno nacional adopte la recomendación de suspender el programa de aspersión con glifosato por el riesgo que existe sobre algunos componentes que podrían ser cancerígenos.

Frente a la demanda con Ecuador por el tema de aspersión en la frontera, confirmó que se avanzó en la definición de un protocolo “desde el punto de vista sanitario” para los casos que se pudieran presentar en zona de frontera.

Sobre la diferencia sustancial entre los dos sistemas de uso del glifosato, el uso comercial y el de aspersión, señaló que “la persona no tiene la autonomía si usa o no el glifosato si no está expuesta desde la aspersión, y en esto es donde entra el principio de precaución, en el que estamos diciendo que la persona debe tener la autonomía de si lo usa o no lo usa”.

De manera que en el uso comercial, simplemente se deberá realizar la advertencia en las etiquetas del riesgo que existe sobre la generación de cáncer en los humanos.

Lo anterior se da, teniendo en cuenta “el hecho nuevo de la clasificación por la Organización Mundial de la Salud” y que llevó a expedir la recomendación.

Confirmó sin embargo, que pese a la evidencia científica, “la decisión no es vinculante y el Gobierno es independiente de tomar la recomendación”.

Ante la mínima posibilidad, la recomendación busca que se suspenda un programa que es ejecutado directamente por el gobierno nacional.

Afirma que no es una sustancia que se ha comprobado completamente cancerígena, y que su clasificación lo que dice es que hay evidencia de que es cancerígena en animales y hay alguna evidencia de que podría ser cancerígena en humanos.

Considera que si el gobierno asume suspender el programa, “la decisión aliviaría la presión que existe desde otros países por el uso del glifosato”. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/