Blog Page Title

El equipo de Israel lleva 3 partidos sin perder

Ely Esterilla y Tito Valencia marcaron en la despedida de Abreu. Al finalizar el juego hubo incidentes en las gradas.

“Si eres  hincha del Aucas, debes estar listo para sufrir, si no búscate otro equipo”, le decía un aficionado a otro, al momento que el árbitro Samuel Haro decretó la finalización del cotejo entre el conjunto ‘oriental’ y Barcelona, con victoria 2-0 del representativo guayaquileño sobre el capitalino.

Ese fue uno de los simpatizantes que se quedó hasta el final del compromiso, pues para otros el lance terminó a los 69 minutos, cuando Tito Valencia colocaba la segunda conquista ‘canaria’. Desde ese momento, con los rostros llenos de pesar, varios seguidores del club ‘oriental’ buscaron las salidas.

Y es que concluida la fecha 18 del campeonato ecuatoriano, el combinado ‘oro y grana’ no levanta cabeza. Con 13 puntos, se mantiene en el último lugar del torneo. Y es que ese número no les ha sentado bien a estos fanáticos, quienes ayer esperaban que el 13 del equipo, el uruguayo Sebastián el ‘Loco’ Abreu, cumpliera una excelente actuación en su partido de despedida.

Pero nada. Las limitaciones de Aucas son evidentes. No tiene salida por las bandas y ante Tito Valencia, Giovanny Nazareno, Matías Oyola o Ely Esterilla, veloces jugadores ‘toreros’, sus defensas lucieron lentos.

Si bien Barcelona tuvo menos tiempo la pelota, la administró mejor. Los ofensivos de la oncena ‘torera’ aprovecharon las ineficiencias de los volantes ‘orientales’ y en varias ocasiones encontraron de espaldas a la última línea local, que sufrió con las arremetidas del goleador ‘canario’ Ismael Blanco.

Fue precisamente en una de esas oportunidades cuando Oyola recuperó, cedió para Álex Colón y este sirvió en callejón a Esterilla, quien, después de desairar a Édison Carcelén, colocó la pelota con la zurda a un costado del portero Sebastián Blázquez. Corrían 21 minutos.

El tanto enmudeció a los hinchas locales, que solo podían aplaudir en su equipo la actitud y buena voluntad, mas no recursos técnicos o variantes ofensivas que lo condujeran a llevar real peligro sobre los predios de Máximo Banguera.

La repetitiva fórmula de buscar por aire a Sebastián Abreu carecía de sorpresa. Los ataques de Aucas eran estériles; ese juego fue determinante para el estilo del estratega del club porteño, Rubén Israel, que gusta de defenderse con orden y responder de contraataque.

Segundo tiempo

Si todo lo que se busca está al otro lado del miedo, para la segunda mitad, Aucas arriesgó más y abrió caminos por las bandas. El DT Juan Ramón Silva intentó hacer mayoría numérica en la media cancha para asegurar la tenencia del balón.

Aquello implicaba el riesgo de dejar espacios y pagarlo caro si Barcelona encontraba el momento adecuado. Aucas pasó a controlar el balón y generó ocasiones más claras de concretar. A los 56’, un cabezazo contra el piso del ‘Loco’ Abreu fue atajado por Banguera. A minuto seguido, en escenas que quedaron en la polémica, el ‘Papá’ reclamó 2 penales. Abreu cayó jaloneado por un rival y después José Luis Perlaza pareció despejar con la mano.

A los 69’, en un contragolpe que dejó solo a Tito Valencia, Barcelona puso el segundo tanto. Fue el momento adecuado que esperaba el técnico Israel para asegurar el resultado.

El dueño de casa no bajó los brazos, pero sus intentos no surtían efecto, al punto que ni Abreu pudo vulnerar el arco de Banguera. A los 81’ recibió solo, pero mandó el balón arriba del horizontal.

El grito de: “Fuera Silva, fuera Silva” y el lanzamiento de objetos a los árbitros fue la respuesta de algunos hinchas del elenco ‘expetrolero’. Algunos simpatizantes se excedieron en los reclamos y elementos de la Policía intervinieron para sacarlos del recinto.

La dirigencia señaló hace más de un mes que al finalizar la primera etapa harán un análisis del equipo para definir la continuidad o no del DT Juan Ramón Silva. Por su parte, la parcialidad de Barcelona cantaba: “Aucas se va a la B, se va a la B, se va a la B…”. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/