Blog Page Title

La UE da luz verde a una operación naval contra las mafias migratorias del Mediterráneo

Los ministros de Esteriores y Defensa de la Unión Europea (UE) aprobaron este lunes la creación de una “operación naval” para luchar contra los traficantes de seres humanos que operan en el Mediterráneo.

“La decisión de crear una operación naval de la UE para afectar el negocio de los traficantes en el Mediterráneo acaba de adoptarse”, indicó la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Agregó que se espera que “todo esté listo para junio”, al precisar que comenzaron los trabajos para dotar a la misión de medios operacionales.

Mogherini insistió en la necesidad de que la operación obtenga el aval del Consejo de Seguridad para que pueda operar al amparo del capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas que autoriza “por medio de fuerzas aéreas, navales o terrestres, la acción que sea necesaria para mantener o restablecer la paz y la seguridad internacionales”.

El voto en el Consejo de Seguridad podría celebrarse a finales de esta semana.

La operación naval incluye el despliegue de buques y aviones de vigilancia para búsqueda y rescate. Contempla también la captura y la destrucción de los buques utilizados por los traficantes, aunque la UE espera que la resolución del Consejo de Seguridad le otorgue “legalidad internacional”.

La misión apunta a evitar los naufragios en el mar y poner fin a las mafias que operan desde Libia, un país sumido en el caos y que se convirtió en una plataforma por donde pasan los inmigrantes que intentan alcanzar las costas europeas.

La UE, acusada de pasividad e indiferencia frente al drama de la inmigración en el Mediterráneo, vio crecer la presión tras la muerte, en la noche del 18 al 19 de abril, de 800 personas que trataban de llegar a Europa en una embarcación que naufragó cerca de las costas libias.

Los flujos migratorios crecieron notablemente este año respecto a 2014: en un solo día, el 14 de mayo, unos 2.000 emigrantes fueron rescatados en una decena de operaciones coordinadas por los guardacostas italianos.

Reunidos de urgencia el 23 de abril, los dirigentes de la UE propusieron una operación para “capturar y destruir las embarcaciones” de los traficantes procedentes de Libia antes de que fueran utilizadas.

Asimismo, decidieron reforzar los medios de Tritón y Poseidón, dos misiones de vigilancia y salvamento en el Mediterráneo confiadas a Frontex, la agencia de fronteras exteriores de la UE.

La misión naval ha sido unánimemente denunciada por las oenegés y otros, ya que según sus detractores, solo conseguirá desviar las rutas de tránsito empleadas por los traficantes.  (I)

http://www.telegrafo.com.ec/