Blog Page Title

Más de 400 personas desaparecen durante naufragio en aguas chinas

Casi 24 horas después del naufragio del barco Estrella Oriental, cuando navegaba por el río Yangtsé, siguen desaparecidas más de 430 personas, en su mayoría turistas jubilados chinos. Esta es considerada la mayor tragedia de este tipo en el país en décadas.

Según el Ministerio de Transporte de China, las cifras oficiales (hasta el cierre de esta edición) hablaban de doce muertos y 14 sobrevivientes. La situación es incierta para la mayoría de los viajeros del barco, en el que había 456 personas a bordo al momento del naufragio.

Entre los supervivientes hay dos personas que fueron rescatadas ayer del interior del barco, además de un hombre que logró mantenerse con vida agarrado a un salvavidas durante horas y sin saber nadar.

“El barco se hundió en un minuto”, rememoró desde la cama Zhang Hui, de unos 30 años, quien tuvo el tiempo justo para ponerse el chaleco y salir por la ventana cuando el agua ya le llegaba al cuello, para después pasar horas agarrado a su salvavidas hasta que alcanzó la orilla al amanecer. También sobrevivieron el capitán del barco y el jefe de máquinas, que están a disposición policial.

En el barco viajaban 46 tripulantes, cinco guías turísticos y 405 pasajeros, en su mayoría entre los 50 y los 83 años, aunque también se informó de un menor de solo tres años entre la lista de desaparecidos.

Los turistas proceden sobre todo del este de China (Shanghái, la vecina provincia de Jiangsu y otras zonas cercanas) y no se cree que hubiera extranjeros en el barco, de acuerdo a la lista de pasajeros publicada por algunos medios chinos.

La embarcación había partido hace seis días de Nankín, para realizar un crucero de trece días por el Yangtsé, el río más largo de Asia, con destino a la suroccidental Chongqing, una ruta muy popular entre los turistas chinos.

El barco volcó de forma violenta el viernes en la sección de Jianli, donde permanece boca abajo y de cuyo interior los equipos de rescate afirmaron haber escuchado voces y ruidos, por lo que aún hay esperanza de que haya más sobrevivientes. La búsqueda se ha ampliado a 150 km río abajo y podría extenderse a 220 km.

No obstante, el mal clima, que se mantendrá en los próximos diez días según los servicios meteorológicos, y el temor a hundir más el barco al romper el casco, cuya quilla aún sobresale del agua, ralentiza las operaciones, en las que participan más de 4.000 efectivos de policía, bomberos, soldados y otros cuerpos. (I)

20
años tenía el lujoso barco que naufragó el lunes

http://www.eluniverso.com/