Blog Page Title

Ecuador: Sector privado rechaza gravar herencias

 QUITO, Ecuador (AP) — Los principales gremios de empresarios pidieron el viernes al presidente Rafael Correa diálogo antes de que envíe a la Asamblea un nuevo proyecto de ley que impone nuevas cargas tributarias a las herencias.

Correa dijo que tenía previsto enviar tal proyecto con carácter urgente, lo cual da 30 días a los legisladores para tramitarlo, o de lo contrario entrará en vigencia automáticamente al final del plazo.

“Queremos pedirle al gobierno que no se envíe esta reforma tributaria, impuesto a la herencia, porque consideramos que esto no tiene ningún apuro en hacerse y que hay que profundizar su contenido, y para eso hacemos un llamado a un diálogo público privado profundo”, dijo presidente del Comité Empresarial, Henry Kronfle, en rueda de prensa.

Los empresarios señalaron que alrededor de 50.000 empresas serían afectadas por esta medida, a pesar de que ellas generan un 85% del empleo de este país.

En la actualidad, los ecuatorianos que reciban más de 68.800 dólares como herencia están obligados a pagar impuestos, que en función del monto recibido pueden llegar hasta una tasa de 35%. Pero con la nueva ley, tendrán que pagar impuestos quienes reciban más de 35.400 dólares, y las herencias más altas tendrán que pagar tasas de hasta 47,5%, de acuerdo con información divulgada por el organismo que cobra impuestos en este país.

El presidente Rafael Correa, en una ceremonia cívica, dijo que el proyecto contempla que ese impuesto “podrá pagarse en acciones a los trabajadores; es decir, crear un capitalismo popular donde la propiedad de los medios de producción sea lo más amplia y mejor distribuida posible”.

“Los impuestos son el principal instrumento de redistribución de la riqueza”, argumentó.

Añadió que “principalmente los medios de comunicación… son empresas multimillonarias familiares, hereditarias, lo cual no es bueno, es malo para la sociedad”.

El representante de la Federación de Industrias, Richard Martínez, aseveró que “no se puede, no se debe atentar contra el núcleo económico más antiguo de la historia de la humanidad, como es la empresa familiar”.

No se han dado a conocer aún mayores detalles de esa ley.