Blog Page Title

Obama desafía a detractores de acuerdo nuclear a que propongan solución alternativa

El presidente Barack Obama defendió con fuerza este miércoles el acuerdo alcanzado con Irán sobre su programa nuclear, y desafió a quienes lo rechazan -en Israel y en el Congreso de Estados Unidos- a proponer una solución alternativa para impedir que la república islámica se dote del arma atómica.

“En realidad, no hay sino dos alternativas: ya sea la vía diplomática o la vía de la fuerza, es decir, la guerra”, dijo el presidente un día después de la conclusión de un histórico acuerdo entre Irán y el grupo 5+1 (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Reino Unido, más Alemania).

Acusado por detractores de haberse propuesto cerrar un acuerdo a cualquier precio a 18 meses de su salida de la Casa Blanca, Obama justificó su abordaje durante una extensa conferencia de prensa en la Casa Blanca.

Simultáneamente, la diplomacia estadounidense presentó al Consejo de Seguridad de la ONU, en Nueva York, un proyecto de resolución referida al acuerdo sellado en Viena.

Este acuerdo fue saludado de forma casi unánime en la prensa iraní -que se refiere a la “revolución diplomática del 14 de julio”- y celebrado en las calles de Teherán, donde el jefe de la diplomacia, Mohammad Javad Zarif, fue aclamado como un héroe.

El acuerdo torna prácticamente imposible a Irán desarrollar un arma atómica, aunque le asegura el derecho de trabajar en su programa nuclear civil.

A cambio, la república islámica se beneficiará de un levantamiento progresivo de las sanciones adoptadas desde 2006 por Estados Unidos, la ONU y la Unión Europea, y que afectan a su economía.

Obama aseguró a sus aliados en la región (en especial Israel, pero también a las monarquías sunitas del Golfo Pérsico) estricta vigilancia sobre Irán, y destacó que el acuerdo no elimina las “profundas diferencias” que existen entre Washington y Teherán.

“Irán sigue representando un desafío a nuestros intereses y nuestros valores”, apuntó Obama, y quien mencionó como ejemplo “el apoyo al terrorismo” o el apoyo financiero a organizaciones como la libanesa Hizbolá.

Sin embargo, Obama apuntó que Irán tenía un papel importante a desempeñar en la zona, en especial en la búsqueda de una solución a la tragedia humanitaria en Siria.

Obama insistió en que su gobierno no se propone “normalizar las relaciones diplomáticas”, rotas hace 35 años, con Irán. Pero destacó la influencia que la república islámica tiene en Irak, donde una coalición internacional realiza ataques contra el grupo extremista Estado Islámico (EI).

El texto, que será aprobado a principios de la semana próxima, valida el acuerdo de Viena y reemplaza las siete resoluciones adoptadas desde 2006 por la ONU para sancionar a Irán por las disposiciones de este acuerdo.

Algunas de sus declaraciones:

“Con este trato cortamos todos los caminos de Irán para crear armas nucleares”.

“Si Irán viola el acuerdo habrá graves consecuencias”.

“Incluso con este trato vamos a seguir teniendo grandes diferencias con Irán”.

“Estados Unidos mantendrá sus propias sanciones a Irán por su cooperación con el terrorismo”.

“Este trato hace que nuestro país este más a salvo y sea más seguro”.

“No estamos diciendo que este trato elimine todas las amenazas y peligros que Irán representa para sus vecinos”.

“Nuestra premisa con respecto a Irán es que son una gran amenaza para los Estados Unidos y nuestros aliados que Irán desarrolle armás nucleares. Que Irán tenga armas nucleares es un problema para todos”.

“Las inquietudes de Israel con respecto a Irán son legítimas”

“La mayoría del Congreso debería aprobar este acuerdo”.

“A pesar de todas las objeciones ninguno de los detractores me han presentado a mí otra alternativa”.

“Todavía no he escuchado una alternativa y es porque sólo existen 2 opciones; La que se resuelve diplomáticamente o se resuelve a través de la fuerza militar, es decir,  la guerra”.

“Yo desafío a los que no están de acuerdo en el congreso a que primero lean este acuerdo y luego en el debate especifiquen dónde les parece que está equivocado este documento y que presenten una alternativa. Y si desean una guerra que lo digan”. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/