Blog Page Title

Quién es el influyente ministro alemán que quiere a Grecia fuera del euro

Wolfgang Schaeuble es uno de los más férreos defensores del bloque europeo y de su disciplina presupuestaria. En Grecia, algunos lo tildaron de “chupasangre” y lo representan con el bigote de Hitler

INFOBAE/

Wolfgang Schaeuble es conocido en las reuniones de la Unión Europea (UE) por su insistencia en que las normas de la eurozona tienen que ser obedecidas. Pero más allá de las reuniones de la Comisión Europea, el funcionario alemán se ha convertido en un personaje reconocido entre la gente común de los países europeos, sobre todo en Grecia.

El ministro de Finanzas, quien es el pilar del partido gobernante, la conservadora Unión Demócrata Cristiana (CDU), es considerado uno de los políticos más experimentados de Alemania y de toda la Unión Europea. Es posible que por eso The Economist haya elegido hacer un artículo sobre él, titulado “Firm elder statesman” (‘Firme viejo estadista’).

“A LOS 72 AÑOS Y CONFINADO A UNA SILLA DE RUEDAS, WOLFGANG SCHAEUBLE, TIENE LA ENERGÍA POLÍTICA DE UN HOMBRE MÁS JOVEN”

“A la edad de 72 años y confinado a una silla de ruedas desde un intento de asesinato hace 25 años, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaeuble, tiene la energía política de un hombre más joven”, señala el artículo.

El 12 de octubre de 1990, cuando tenía 48 años, un hombre diagnosticado con problemas mentales le disparó en la columna vertebral. Quedó paralizado de la cintura para abajo, pero a los tres meses del atentado ya estaba de regreso en su trabajo.

 

La crisis del euro

En medio de los períodos más turbulentos que la moneda única ha atravesado desde su creación en 1999, Schaeuble ha sido un aliado a toda prueba de la canciller alemana, Angela Merkel.
Por eso mismo, para la inmensa mayoría de los griegos, este ministro se ha convertido en objeto de su odio, símbolo del programa de austeridad impuesto a su país desde 2010 para obligarlo a pagar sus colosales deudas.

“POR CINCO AÑOS ÉL SE HA BEBIDO NUESTRA SANGRE. DÍGANLE NO”

“Por cinco años él se ha bebido nuestra sangre. Díganle no“, decía una pancarta a propósito del referendo que se celebró en Grecia el 5 de julio. En Atenas lo llaman “chupasangre” y en un cartel con el diseño del hombre más buscado, aparece su foto con el bigote que caracterizó a Hitler.

Además, es posible que pase a la historia como el hombre que planeó la salida de Grecia del euro: Schaeuble estuvo detrás de la propuesta de que el país pase cinco años fuera de la eurozona si no se acordaba un rescate creíble.

La proposición fue recibida como una bomba en la cumbre de emergencia de la eurozona, aunque finalmente, después de un fin de semana de intensas conversaciones diurnas y nocturnas, el acuerdo final establece una estrategia para mantener a Grecia en la zona del euro.

Más tarde, Merkel señaló que la salida de Grecia sólo hubiese sido una opción si el propio país la hubiese pedido, pero la nación mediterránea insistió en mantener el euro como moneda.

De acuerdo con el ex ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis, quien renunció tras el referendo, Schaeuble quería que Grecia fuera “empujada afuera de la moneda única para poner asustar a los franceses y hacerlos aceptar su modelo de una eurozona que impone disciplina”.

“Ejecutor de Europa”

Schaeuble asumió la cartera de Finanzas en 2009, en medio de la crisis financiera global. Previamente fue el ministro de Interior y líder del CDU.

En su rol clave en el corazón de la eurozona, con Alemania como el mayor contribuyente de los rescates de la Eurozona, el funcionario ha actuado codo a codo con Merkel para imponer disciplina presupuestaria.

Ambos argumentan que el relajamiento de las normas sólo alienta un “riesgo moral” que puedellevar a situaciones como el endeudamiento irresponsable de los años previos a la crisis financiera de 2008.

Los críticos han dicho que es injusto que Alemania intente dar lecciones de moral cuando se benefició de un inmenso alivio de su deuda después de la Segunda Guerra Mundial.

Sus defensores, en cambio, explican que el rol de Schaeuble como “ejecutor de Europa” se debe en parte a la necesidad de mantener a los escépticos políticos del CDU y de la Unión Social Cristiana a bordo, según reporta el sitio de noticias en internet Wirtschaftswoche. Existe una amplia oposición en Alemania a los rescates de la eurozona.

Pasado oscuro

En el pasado, Schaeuble fue un rival de Merkel. Ella lo sustituyó como líder del CDU en 2000, cuando su reputación se vio afectada en un escándalo de financiamiento del partido en el momento en que Helmut Kohl estaba en el poder.

En ese entonces, Schaeuble admitió que se había reunido con Karlheinz Schreiber, el traficante de armas y cabildero que estaba en el centro del escándalo, y que había aceptado una donación de u$s56.000 en efectivo que no declaró.

Sin embargo, negó haber adulterado registro alguno dentro del CDU o cualquier otro delito. Más de 15 años después, es una de las voces más poderosas en Europa.