Blog Page Title

El banco central chino baja los tipos de interés para intentar contener la sangría de las bolsas

Un inversor mira una pantalla con las cotizaciones bursátiles en Pekín.AFP

ISMAEL ARANAHong Kong

El Banco Popular de China ha anunciado esta tarde la reducción en medio punto porcentual del coeficiente de reserva de capital exigido a los bancos del país y ha recortado en un cuarto de punto el tipo de interés de referencia para los préstamos, últimos estímulos adoptados para intentar reavivar unos mercados que están sufriendo graves pérdidas durante las últimas jornadas.

El banco central anunció en su web que ha reducido en 25 puntos básicos el interés aplicado a los préstamos a un año, con lo que se sitúa en el 4,6%, una rebaja que también se va a aplicar a los depósitos a un año, con lo que el interés de estos queda en el 1,75%.

Además, la institución china ha comunicado la reducción en medio punto porcentual del encaje bancario exigido a la mayoría de los bancos del país, siendo la quinta vez que se aplica una medida de esta naturaleza desde noviembre del año pasado.

Flexibilización monetaria

Esta nueva medida de flexibilización monetaria, que algunos analistas ya pronosticaban hace unos días, subraya la determinación de los responsables políticos de alcanzar en este 2015 la cifra de crecimiento de alrededor del 7% que en su día pronosticó el primer ministro chino, Li Keqiang. Además, el riesgo a la fuga de capitales, la aparición de unas previsiones económicas más débiles de lo esperado y la fragilidad mostrada por su mercado de valores no han hecho sino añadir presión para que se introdujeran nuevos estímulos.

“La economía todavía está bajo una enorme presión a la baja” dijo Yao Wei, economista de Societe Generale, en una nota publicada antes de conocerse la nueva medida. “La política fiscal se tiene que intensificar, y es probable que la política monetaria desempeñe un papel de asistencia proporcionando liquidez” añadió.

Riesgo de fuga de capitales

El banco central anunció el pasado 11 de agosto que permitiría que el mercado tuviera un mayor papel a la hora de fijar las tasas de cambio, algo que desembocó en la mayor devaluación vivida en dos décadas y que amenazó con una huida de capitales. Después de aquella decisión, la institución ha intervenido para reducir las pérdidas.

Antes de la decisión de hoy, el gobernador del banco central, Zhou Xiaochuan, ya había rebajado en dos ocasiones el coeficiente de reservas obligatorias, con un movimiento adicional dirigido a determinados bancos.

La intervención anunciada hoy se produce después de que los mercados del gigante asiático hayan encandenado dos sesiones (ayer y hoy) de fuertes caídas que han borrado las ganancias acumuladas en 2015 y sembrado la incertidumbre sobre la capacidad de crecimiento de la segunda mayor economía mundial.

En un mensaje televisado, el primer ministro chino aseguró que los fundamentos de la economía china no han cambiado y que el Gobierno podrá alcanzar sus principales metas económicas previstas para este año.

@iaranau

VIA http://www.elmundo.es/economia/2015/08/25/55dc4d54268e3ed1268b4576.html