Blog Page Title

Alexis Mera califica al arzobispo de Guayaquil de “insolente”; Antonio Arregui responde

El secretario jurídico de la Presidencia de la República Alexis Mera tildó este jueves de “insolente recadero de la derecha” al arzobispo de Guayaquil monseñor Antonio Arregui, quien en días pasados dijo que el diálogo convocado por el Gobierno de Rafael Correa debe “recuperar credibilidad”.

En una entrevista con Ecuavisa, Arregui quien es miembro de la Conferencia Episcopal Ecuatoriana, opinó que es “imprescindible un gesto” que confirme su intención de escuchar a todos los sectores”.

Esto para Mera no es verdad. “​Los diálogos son eso, son diálogos. Aquí se habla de que el gobierno no quiere dialogar, hasta vemos al obispo de Guayaquil, insolente recadero de la derecha, que a nombre propio habla de que el gobierno no dialoga, él es el que debe dialogar con los homosexuales que dice que no sirven para nada; el gobierno ha dialogado y está en proceso de diálogo y obviamente estamos discutiendo esos temas”, señaló el funcionario antes de su ingreso a la reunión de gabinete presidencial.

En la entrevista pasada, Arregui consideró que los “espacios de discusión de todos los asuntos públicos se han restringido peligrosamente de tal manera que solo ha quedado la calle para manifestar el descontento”.

Y agregó que el Gobierno debe hacer “rectificaciones”.

Respuesta de monseñor Arregui a Alexis Mera
Este mismo jueves, Arregui respondió a las críticas que hizo Mera.

“La iglesia y yo personalmente no tratamos de ser ni enemigos de este Gobierno, ni de ninguno, respetamos la autoridad, pero ciertamente tenemos la obligación de ejercer nuestro derecho de opinar como ciudadanos y como ministros de Dios, de tratar de iluminar con el evangelio las realidades de nuestra vida social, económica y política. Pienso concretamente sobre la cuestión de fondo que ha dado origen a esta declaración, que es hora de terminar en nuestra legislación con los resabios del sectarismo antireligioso que no se compadece con las libertades que nos reconoce la Constitución”. (I)