Blog Page Title

Hospital del IESS con 69% de recursos sin utilizar

Las “negligencias administrativas” que, a decir del expresidente del directorio del IESS Víctor Hugo Villacrés, provocaban la escasez de medicinas, insumos o equipos en el segundo hospital más grande del IESS en Guayaquil aún se mantienen. “Más que manejo político, hay ineficiencia administrativa e incapacidad con los recursos que tiene el hospital para satisfacer las necesidades”, dijo Villacrés en enero, luego de declarar el estado de emergencia en el Teodoro Maldonado Carbo.

Ocho meses después, tras una depuración de autoridades que incluyó la remoción de Villacrés y la designación del ministro coordinador de la Producción, Richard Espinosa, como nuevo delegado del presidente Rafael Correa en el IESS, los problemas persisten para los pacientes del centro médico.

Pese a que este hospital dispone de $ 87,4 millones para la compra de medicamentos e insumos de todo 2015, hasta el 8 de septiembre se habían utilizado $ 27,6 millones, es decir el 31% de su presupuesto, según datos del Servicio de Contratación Pública, Sercop, donde constan las compras públicas hechas por el hospital. Ahí no figuran grandes contratos de infraestructura, para lo cual rige un estado de emergencia con $ 12,6 millones adicionales.

“No podemos firmar por firmar, hay que hacer todo legal”, dijo la semana pasada una funcionaria del área administrativa al referirse a lo que ella califica como la “tramitología” que se aplica en el hospital para todas las compras. “No creo que esté mal, lo que creo es que hay que ser más eficientes”, dijo.

Toda compra de medicinas, insumos o fármacos debe cumplir catorce requisitos en el interior del hospital, un proceso que puede tardar dos, cinco y más de siete meses. La adquisición por $ 111 mil de cuatro videogastroscopios y un videocolonoscopio, por ejemplo, la inició en el portal del Sercop la semana pasada el gerente del hospital, Luis Martínez. Sin embargo, el pedido lo hizo, “de manera urgente”, la jefe de Gastroenterología, María Luisa Jara, el 21 de abril, incluso recalcó que la compra se basaba en “compromisos presidenciales”.

En los trámites se refleja la inestabilidad que atraviesa la institución. Por ejemplo, la compra de una pieza para el equipo de resonancia magnética se gestionó en los periodos de dos directores técnicos, y la adquisición de 43.200 cápsulas de nilotinib se dio en los periodos de dos gerentes generales.

Desde que rige la emergencia (21 de enero), el Teodoro Maldonado Carbo registra cuatro directores administrativos: Roberto Parra Guzmán, Pedro Zambrano Alvarado, Franklin Cabezas Galarza y el actual Reinaldo Bermello Sigüenza; además de cuatro directores médicos: Johanna Alcívar Zambrano, María Jesús Torres, Elio Ochoa Maldonado y la actual María Leonor Fernández.

También lleva tres gerentes generales: Álex Morán, María Jesús Torres y el actual Luis Martínez, exfuncionarios del hospital Guayaquil ¬Abel Gilbert Pontón¬ (Ministerio de Salud, MSP). Del Abel Gilbert también provienen Karin Cueva Santistevan, jefa de Contratación del hospital del IESS, y María Belén Moreno, jefa de la farmacia hospitalaria. “No es un problema económico, es un problema de gestión”, dice Jonás Gonseth, gerente del hospital Abel Gilbert y, desde febrero, supervisor del MSP en el Teodoro Maldonado Carbo. (I)

http://www.eluniverso.com/