Blog Page Title

Petroecuador gasta $ 140 millones en importar gasolina súper

El primer día de cada mes las estaciones de servicio afiliadas a EP Petroecuador incrementarán el precio de la gasolina súper en 2 centavos. Así lo confirmó Carlos Pareja Yannuzzelli, gerente de la estatal, en una entrevista televisiva.

El funcionario dijo que el incremento será progresivo hasta alcanzar un precio de $ 2,30, con lo cual equipararía valores con las demás comercializadoras del mercado.

La diferencia de precios, reconoció el directivo, provoca una competencia desleal frente a las demás comercializadoras, por tener el precio más bajo del mercado. Son $ 0,30 menos en relación al promedio de otras estaciones de servicio privadas. “Queremos igualar el precio de la gasolina súper a lo que está en las otras comercializadoras: entre $ 2,00 y $ 2,30”, argumentó.

DATOS

La Superintendencia de Control del Poder de Mercado aún no encuentra indicios de competencia desleal dentro del estudio de mercado que realiza.

La aplicación de sanciones se impone en igualdad de condiciones tanto para el sector público como para el privado para las ventas brutas anuales, toda vez que se establezcan méritos para la formulación de cargos.

La Constitución dispone que los subsidios son legítimos en la medida en que no distorsionen la competencia en el mercado. La Superintendencia vigila el cumplimiento de la norma.  Durante el lapso que tome subir la gasolina, se observarán los resultados que se vayan generando.

Pareja aceptó que el manejo de la gasolina súper ha sido mal llevado por la estatal. Dijo que es un error que se está rectificando.

De acuerdo a lo que manifestó Pareja Yannuzzelli, Petroecuador tiene un mal negocio en manos, porque dicho combustible se importa casi en su totalidad, lo cual significa un desembolso aproximado de $ 140 millones.

De ahí que en el pasado Enlace Ciudadano, realizado en Quito, el presidente de la República, Rafael Correa, cuestionara que la empresa pública comercialice el derivado, por lo que ordenó la venta de las gasolineras de Petroecuador y sus franquicias.

La empresa estatal tiene 210 estaciones afiliadas en todo el país, de las cuales solo 49 son propias. De esas 8 son establecimientos grandes que en su mayoría se encuentran en las zonas fronterizas  que contribuyen a controlar el tráfico ilegal del combustible a Perú y Colombia.

El mecanismo para la venta de las gasolineras está siendo analizado para determinar si lo más conveniente es vender o cerrar por completo las estaciones.

Francisco Silva, presidente de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador (Camddepe), asegura que el alza de precio del combustible es coherente porque desde hace 12 años no se han revisado los precios.

Inicialmente el gremio había sugerido un valor de $ 2,20 para la gasolina súper, con lo cual ayudaría a cubrir los gastos de operación y tener un nivel de rentabilidad satisfactorio, tanto para los distribuidores como para la propia empresa estatal.

“En este momento ellos (Petroecuador) ya sobrepasaron el 33% que la ley les permite para no ser monopolio. En este momento tienen el 42% de participación en el mercado en cuanto a la gasolina súper”, anotó el dirigente.

El empresario consideró que la venta de las estaciones de Petroecuador es una decisión correcta, ya que en su mayoría no representan negocios rentables.

Una de las estaciones de servicio más rentables que tiene Petroecuador es la ubicada en las avenidas Eloy Alfaro y Amazonas, al norte de Quito.

Nelson Jiménez, de 38 años, frecuenta el establecimiento atraído no solo por los precios bajos, sino porque tiene más confianza en el producto que recibe.

Para él, la dinámica de pagar dos centavos adicionales cada mes hasta llegar a los $ 2,30 es cómodo, aunque dijo que en ese caso no habría diferencia en cargar en cualquier otra comercializadora. “Creo que con esto la competencia no se va a regir por los precios únicamente, sino por la calidad del producto y el servicio que uno recibe”, comentó.

En cambio, a Marisol Soto le preocupa que lo actuado por Petroecuador sirva de pretexto para que el resto de estaciones eleve sus cifras. “Además hay que ver qué tipo de combustible nos dan, porque se han escuchado casos de estaciones que ponían agua en la gasolina”, dijo. Por eso exigió más controles estrictos para garantizar los niveles óptimos del derivado.

En  2012 la gasolina extra que se distribuye en el país incrementó su calidad, pasando de 80 a 89 octanos, sin embargo el precio se mantuvo en $ 1,45 por galón.

Lo propio ocurrió con la gasolina súper, que elevó su nivel de octanaje de 90 a 92, sin variación de su costo.

Superintendencia investiga

El Superintendente de Control del Poder de Mercado, Pedro Páez, informó que la entidad que preside lleva un proceso de investigación a la estatal Petroecuador, a fin de determinar si incurre en una competencia desleal frente a sus competidores.

“Estamos analizando si Petroecuador ha utilizado de manera inadecuada las posibilidades de subsidio. Lo grave sería que se estén utilizando los subsidios para virar la balanza y distorsionar la competencia”, expresó Páez.

Al momento, señaló el Superintendente, se dispone información de 15 comercializadoras, más cuatro estaciones de servicio, además de la Agencia de Regulación y Control Hidrocarburífero (Arch), Ministerio de Hidrocarburos, y de la propia Petroecuador. Dependiendo de los resultados que arroje la indagación preliminar se establecerá si cabe el inicio de una investigación formal.

Páez recordó que la Superintendencia no fija techos a los precios, sino que vigila el correcto comportamiento de los actores del mercado.

“No hay ninguna regulación (al menos que nosotros conozcamos) que les obligue (a las gasolineras) a vender más caro. Ya es una decisión de cada empresa poner el margen que quiera”, aclaró al tiempo de mencionar que el incremento de 2 centavos al combustible es competencia exclusiva de Petroecuador.

Si bien la Superintendencia no tiene competencia para establecer precios, resaltó el hecho de que la petrolera estatal haya decidido subir sus tarifas y de que no existe ninguna justificación técnica para que la acción se repita en las gasolineras privadas.

Advirtió que en el eventual caso de encontrarse una competencia desleal, tras una investigación reservada, la sanción puede comprender hasta el 10% de la facturación total (I).

Actitud positiva  de Rusia estimula precios del crudo

Las cotizaciones del petróleo ganaron  terreno ayer, estimuladas por los comentarios del ministro de Energía de Rusia, Alexánder Nóvak, en el sentido de que el gobierno está dispuesto a discutir con otros países productores sobre la abundancia de la oferta que afecta al mercado.

El barril de Brent, para entrega en noviembre, quedó a $ 49,51 en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres (Inglaterra), lo que equivale a un alza de $ 1,38. Mientras, en el New York Mercantile Exchange (Nymex), el barril de “light sweet crude” (WTI), recuperaba $ 1,11 al llegar a $ 46,65.

Myrto Sokou, analista de la compañía Sucden Financial, señaló que, en efecto, la disposición de Rusia de entrevistarse con los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) apoyó a los precios al inicio de esta semana.

Ahora, si Rusia y los otros países redujeran su producción, se lograría un impacto en los precios, incluso si Estados Unidos produjera más petróleo de esquisto, agregó.

La superproducción que afecta el mercado petrolero desde junio del año pasado preocupa a los inversionistas.

Según el canal ruso RT, EE.UU. cuenta con una importante reserva de petróleo equivalente a unos 700 millones de barriles, enterrados en una red de 60 cavernas subterráneas en la Costa del Golfo de México.

Según RT estas cavernas se construyeron hace 40 años. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/