Blog Page Title

Gustavo Quinteros: Contra Julio Baldivieso no tengo ningún resentimiento

Gustavo Quinteros, técnico de Ecuador, fue entrevistado ayer por Marcos Bonilla, periodista del diario La Razón, de La Paz, y habló de su exitoso pasado en Bolivia como zaguero (clasificó al Mundial 1994) y como entrenador (ganó siete campeonatos en ese país). El DT de la Tri señala que de “a poquito” está cambiando el estilo contragolpeador que en la Selección impusieron sus antecesores colombianos y, además, asegura que pese a los problemas personales que tuvo con Julio César Baldivieso, mañana no tendrá problemas en saludar al adiestrador de Bolivia, antes del primer juego de Ecuador como local en la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018.

¿Qué significó para usted el triunfo ante Argentina?
Fue motivo de alegría, de mucha satisfacción. El resultado es histórico porque Ecuador nunca había ganado como visitante allá. Fue muy parecido a los resultados que conseguí con Bolivia en la Copa América 2011 y también en eliminatorias (empates). Es una satisfacción jugar contra un grande y sacar un resultado positivo; pero ya pasó, ahora analizo el próximo partido. Los entrenadores podemos disfrutar muy poco, tenemos que empezar a pensar enseguida en lo que viene.

¿Qué sintió al ganarle a la selección de su país natal?
Hay sentimientos encontrados. Cuando no juego contra Argentina soy hincha de Argentina, porque soy argentino, tengo toda mi familia allá. Pero cuando juego en contra siempre trato de ganarle. Cuando estaba en Bolivia quería ganarle, disfruté mucho los dos empates, pero ahora me tocó vencer y también lo disfruté mucho. Es muy lindo, aunque a veces hay sentimientos encontrados por jugar contra tu país.

El martes (mañana) ocurrirá un poco de eso pues usted es boliviano por naturalización, vivió muchos años aquí, fue campeón, hasta jugó un Mundial con la selección.
Siempre lo he dicho: Bolivia es mi segunda patria, tengo mucho cariño por toda la gente, tengo muchísimos amigos todavía. Varios me han venido a visitar, me escriben. Tengo familiares de parte de mi esposa, tengo una ahijada que vive en Bolivia, mis sobrinos, así que…

Pero ahora es DT de Ecuador.
Sí, y en lo único que pienso es en clasificar con Ecuador al Mundial 2018. Hoy digo que ojalá podamos ir los tres a Rusia: Ecuador, Bolivia y Argentina; sería fantástico.

¿Qué conoce de esta nueva selección boliviana, que es diferente a la que le ganó a Ecuador en la Copa América?
A la mayoría de los jugadores los conozco, a otros no tanto; a varios los hice debutar, como a (Rudy) Cardozo, Yasmani Duk. Hay que apoyar a la selección, al técnico. Hay que darle tiempo para trabajar.

Bolivia empezó mal en la eliminatoria; Ecuador, bien. ¿Eso significa que ustedes son favoritos y llevan las de ganar el martes (mañana)?
No. Nosotros vamos a ver cómo podemos plantear el partido acá, debemos pensar mucho más en Ecuador, en seguir mejorando respecto de la Copa América 2015, que fue nuestro estreno prácticamente. Luego jugamos ante Honduras (un amistoso) y con Argentina (por eliminatorias), que fue muy bueno; pero tenemos que seguir mejorando para que el próximo encuentro podamos demostrar mayores progresos. Hay que ir perfeccionando cosas y corrigiendo errores.

Con Julio César Baldivieso no se llevaba bien cuando usted trabajaba en Bolivia, cruzaron muchas palabras, hoy es el seleccionador nacional. ¿Qué pasará ahora que se van a encontrar en Quito?
Nada. Todo lo que sucedió aquella vez (2009) estuvo mal de parte de los dos. Yo estuve mal porque reaccioné ante una agresión verbal, después se hizo todo más público. Pero la verdad es que no tengo ningún resentimiento contra Julio César Baldivieso, ni contra nadie en mi vida. No tengo ningún inconveniente en saludarlo a él, a todo su cuerpo técnico en el que están (Carlos) Borja, (Luis) Cristaldo, (Marcelo) Torrico, quienes son amigos míos, excompañeros. Los aprecio mucho a todos, como también a los jugadores que he tenido. No tengo ningún problema con nadie.

Baldivieso dijo el jueves (anterior) que usted es un DT exitoso y que lo felicita.
También pienso eso (sobre Baldivieso) y le pido a la gente que apoye a la selección boliviana, que apoye al cuerpo técnico, porque lo necesita. La gente debe estar en las buenas y en las malas. Como dije, que Argentina, Bolivia y Ecuador estén en el Mundial 2018. Ojalá lo puedan lograr. Yo sé que es complicado porque hay selecciones que están fuertes, hace mucho tiempo vienen trabajando juntas, tienen muchos jugadores en el exterior, pero bueno, a Bolivia le deseo siempre lo mejor. Mando un cariño enorme a todo el país, a toda la gente y por supuesto, insisto en esto, sin ningún resentimiento, sin ningún problema con nadie.

¿Ecuador tiene que cuidar algo en especial de Bolivia?
Creo que Jhasmani Campos es un gran futbolista, tiene buena pegada. No sé cómo va a ser la alineación que presentarán, pero Bolivia tiene jugadores con mucha dinámica, el caso de Jhasmani, (Alejandro) Chumacero, del Conejo (Juan Carlos) Arce; a todos esos jugadores los tuve, pero no sé si van a jugar o no. También están Rudy Cardozo, Damián Lizio… Son futbolistas a los que tuve, los conozco, tienen velocidad, mucha técnica individual. Yo siempre digo que el jugador boliviano es de los más ricos técnicamente en Sudamérica y en cualquier momento te hace daño.

¿Cuáles son las fortalezas de su equipo, que el jueves (pasado) superó en muchos momentos al de Argentina?
Estamos cambiando la idea de juego de muchos años. La selección ecuatoriana venía jugando durante mucho tiempo con una idea distinta. Más al contragolpe, esperando a los rivales, provocando los espacios para jugar en contra. Nosotros estamos cambiando, tratando de jugar otro fútbol. Tener más la pelota, jugar más en campo contrario, presionar a los rivales en su campo, generar situaciones con fútbol asociado y de a poquito lo vamos consiguiendo.

¿De qué jugadores de la selección ecuatoriana se debe cuidar Bolivia?
En cada posición tengo un jugador muy importante y otro que espera su oportunidad, porque también está en condiciones de ser titular. En el último partido brillaron Antonio Valencia, Felipe Caicedo, Cristhian Noboa, el arquero (Alexander) Domínguez. En general jugó muy bien el equipo. Todos cumplieron con su función y todos estuvieron arriba de los siete puntos.

¿Ganarle a Argentina es un paso importante para clasificar al Mundial si, por ejemplo, Ecuador se hace respetar en su cancha?
Cada que tengamos que salir a jugar de visitantes debemos seguir sacando puntos. No vamos a depender de venir a jugar a Quito y poder ganar solo de local. Es peligroso pensar de esa manera. Así que vamos a tratar de jugar en todas las canchas igual, intentando sumar de a tres. Sabemos que para conseguir eso debemos superar al rival de turno, imponer nuestro juego ante los adversarios para lograr los buenos resultados.

¿Ganar todo de local no garantiza un buen porcentaje de la clasificación al Mundial?
Pero es difícil que eso se pueda cumplir, es difícil poder sacar todos los puntos de local, no es tan fácil. Por ahí podría ser más fácil para Brasil, para Argentina, aunque Argentina ya perdió tres puntos de local (ante la Tricolor) que son los primeros. Entonces no hay que confiarse en que se puede ganar todos los puntos de local; también hay que pensar en que se puede ganar puntos como visitantes.

¿Su sueño es dirigir en un Mundial, después de que como jugador ya fue a uno?
Por supuesto, ese es el sueño que tengo ahora como entrenador, poder dirigir en un Mundial. Ya lo jugué cuando estaba activo, cuando era jugador, lo he disfrutado muchísimo y ahora quisiera llegar a dirigir, ojalá que se dé con Ecuador. Tengo mucha confianza en que con Ecuador tengamos esa posibilidad. (D)

La eliminatoria de Sudamérica es la más difícil de todo el mundo. Hay que estar al 100 % en todos los partidos, en todas las canchas.
Gustavo Quinteros,
DT de Ecuador

http://www.eluniverso.com/