Blog Page Title

Restricción de créditos afecta venta de carros

La restricción que la banca privada viene aplicando a los créditos de consumo este año, por el efecto de la situación macroeconómica, es una de las adversidades que, según el gremio automotor, enfrentan para comercializar los carros. El 60 % de la venta de vehículos se hace a través de los préstamos.

Esta limitación es reconocida por César Robalino, presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, quien añadió que la baja en los créditos no solo afecta al sector automotor sino a toda la economía.

“Hay ciertas restricciones del crédito en general (…) por la recesión técnica que se está dando”, explicó el representante de la banca privada.

Cifras de la asociación reflejan que en agosto pasado el total de crédito se redujo 0,38 % frente al mes anterior.

Así, del total de financiamiento otorgado por la banca privada, $ 15.111 millones (69,4 %) fueron destinados al crédito a sectores productivos como vivienda y microempresa y el crédito de consumo ocupó el 30,6 %, equivalente a un saldo de $ 6.665 millones.

Mientras, en el sector automotor un estudio realizado por una empresa privada, basado en cifras de la Superintendencia de Bancos, señala que el crédito para la venta de vehículos de enero a mayo de este año bajó el 23,52 % al pasar de $ 1.835 millones a $ 1.403 millones con relación a 2014.

En tanto, los indicadores negativos continúan para el sector automotor que en el mes anterior experimentó la peor baja de ventas de los últimos 5 años al solo ubicar 5.825 unidades, incluidos los camiones, informó Wilson Galarza, director del sector automotor de la Cámara de Comercio de Guayaquil.

La situación es preocupante para Gloria Navas, presidenta de la Asociación de Empresas Automotrices del Ecuador (Aeade), que indicó que han reducido el 25 % de ventas en lo que va del año y estiman que hasta diciembre llegue al 30 %.

Pero aclaró que este declive no solo es atribuible al endurecimiento de los créditos, sino también al desplome de la demanda producto de la situación económica actual.

Robalino explicó que la restricción de créditos también es una medida impuesta a raíz de la desaceleración de la economía, lo que implica que los depósitos tampoco crezcan. “Los depósitos son la fuente más importante de la banca para dar créditos”, manifestó.

En tanto, la demora en la exhibición y promoción de los modelos del siguiente año, que en periodos anteriores empezaban en julio o junio es otro síntoma de la desaceleración económica, según Manuel Murtinho, gerente de la Asociación Automotriz Ecuatoriana (AEA).

“Hay muchas empresas que todavía tienen modelos 2015 porque la gente no compra y les da miedo quedarse con estos al sacar los del 2016”, aseguró.

Galarza, quien además es concesionario de una marca, señaló que tiene pocos modelos 2015, pero existen otras firmas que aún poseen suficiente stock.

“Siempre se trata de terminar el stock para luego poder anunciarlos con fuerza”, expresó el empresario, quien agregó que las firmas están utilizando las redes sociales para promocionar sus nuevos modelos. (I)

http://www.eluniverso.com/