Blog Page Title

La ceniza del Tungurahua afecta 6 cantones

Más de 50 hectáreas de maíz se perdieron a causa del lodo y el polvo.

La atención de los pobladores de la Sierra Centro se dirige en los últimos días al comportamiento del volcán Tungurahua. Este coloso mantiene una actividad considerada alta por los expertos del Instituto Geofísico (IG).

Las explosiones lanzaron columnas de vapor y ceniza que sobrepasaron los 4 km de altura con dirección al occidente.

En los últimos cinco días, el polvo volcánico afectó diversos sectores agrícolas y ganaderos, y también a seis cantones, Cevallos, Mocha, Quero y Tisaleo, en la provincia de Tungurahua, y Penipe y Guano, en Chimborazo.

En esta última, técnicos de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SGR) recorrieron los sectores perjudicados para canalizar la ayuda.

Lluvia continua de ceniza

Los habitantes de Santa Fe de Galán, San José de Chazo, Guanando, Cahuají Bajo, Guzo Chico y Guzo Grande (Guano) y de Puela, El Manzano, Yuibug, Choglontus y sectores de Bilbao (Penipe) ya sienten los efectos de la ceniza.

En un recorrido realizado por este diario se constató que el material se asienta en las calles que conectan a las comunidades.

Los techos de las viviendas son  de color gris y los pobladores nuevamente cubren sus rostros y manos para evitar enfermedades en la garganta y ojos.

Más de 200 familias sufren diariamente los efectos de la actividad volcánica. Alrededor de 900 cabezas de ganado estarían con problemas en esos sectores, según las evaluaciones preliminares.

El material volcánico se acumula en grandes cantidades sobre el pasto, el alimento esencial de las vacas y los borregos que están en áreas abiertas de estos sectores.

En la agricultura, los primeros informes señalan que más de 50 hectáreas de maíz fueron dañadas por la ceniza y una lluvia de lodo que cayó la semana pasada. “Hemos intentado limpiar las hojas, pero están demasiado impregnadas. Es devastador ver la inversión que se realiza en estos sectores y el daño que causa la naturaleza”, manifestó Carlos Balseca, habitante de Puela.

Técnicos de la SGR recorrieron las zonas perjudicadas de los dos cantones y se analiza la posibilidad de cambiar la alerta del volcán que hasta el momento se mantiene en amarilla. Esta decisión se decidirá después de una evaluación con los informes del IG.

“Existe un significativo impacto en los sembríos y en la ganadería. Hemos dispuesto la activación de los Comités de Operaciones de Emergencia (COE), parroquiales y cantonales, para que se tomen decisiones diarias con respecto a las afectaciones del volcán”, indicó Pablo Morillo, director zonal 3 de la SGR.

Por su parte, personal del Ministerio de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca (Magap) entregó ensilaje y melaza para alimentar al ganado, con la finalidad de disminuir el impacto en las reses. Las lluvias desaparecieron de la zona y esto beneficiaría al agro. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/