Blog Page Title

4 de 4 igual 12

La Tricolor lidera la Eliminatoria sudamericana con un rendimiento perfecto: 12 puntos de 12 disputados y con un juego preciso y ofensivo que ha hecho protagonista al equipo de Gustavo Quinteros. La selección nacional de fútbol está cerca de la marca de Argentina, que en la clasificación al Mundial de 2002, sumó 5 victorias consecutivas en el inicio del proceso.

El inicio soñado de Ecuador no pudo tener mejor continuación. 12 puntos de 12 posibles, 9 goles a favor y apenas 2 en contra para cerrar el 2015 en lo más alto de la clasificación sudamericana al Mundial de Rusia 2018.

El óptimo rendimiento también va acompañado de una propuesta efectiva, que quedó demostrada una vez más ayer en la victoria 3-1 frente a Venezuela en Puerto Ordaz.

La idea ofensiva y de alta presión de Gustavo Quinteros no cambió y le funcionó otra vez a la perfección, por la labor que cumplieron a cabalidad los volantes y también los delanteros, que fueron los primeros en marcar la salida de los venezolanos.

Al igual que en el partido contra Argentina en Buenos Aires, los primeros minutos le correspondieron al local.

Las buenas intenciones del equipo de Noel Sanvicente fueron insuficientes para acercarse con algo de peligrosidad al área ecuatoriana en el estadio Cachamay.

Después de unos minutos, la Tricolor tomó el control y no lo dejó durante todo el primer tiempo. Fidel Martínez, jugador de Pumas de México, ya avisó que estaba fino en la definición, en una acción que fue anulada por fuera de lugar.

En las pelotas paradas en contra, los once ecuatorianos siempre tuvieron claro dónde ubicarse. No solo a nivel defensivo, sino también para preparar el ataque y el primer gol fue producto de aquello.

Juan Carlos Paredes recibió por la derecha luego de un tiro de esquina mal ejecutado por los venezolanos y como si se tratara de un número ‘10’, lanzó un pase perfecto para Martínez, que avanzó con velocidad y definió con un remate potente, a una esquina (14’).

El primer golpe dejó al borde del nocáut a la Vinotinto, que de ahí en adelante prácticamente se dedicó a ver el fútbol que mostró Ecuador, ante la incapacidad de poder lastimarlo.

El apuro de Miler Bolaños le impidió culminar una gran jugada, cuando iba a quedar mano a mano frente al portero Alain Baroja, pero solo fue el preludio para el segundo tanto de Ecuador.

La intención de la alta presión es obligar al error al rival y quedó claro en el segundo gol. Baroja lanzó un pase con poca fuerza a Oswaldo Vizcarrondo y Bolaños pudo robar el balón para entregárselo a Jefferson Montero. ‘Jeff’ encaró de frente, combinó nuevamente con el goleador de Emelec y cedió a Montero, para amagar al portero con sangre fría y calidad, antes de marcar su primer gol en esta Eliminatoria (22’).

El defensa venezolano Gabriel Cíchero se lamenta luego del gol de Jéfferson Montero, el segundo de Ecuador, en el partido que se disputó en el estadio Cachamay, en Puerto Ordaz. Foto: AFP

La celebración ecuatoriana se mezcló con la desazón y la inconformidad venezolana, expresada en los gestos de Sanvicente. El estratega movió sus manos como señalando que el partido estaba liquidado y se sentó amargamente en el banquillo de suplentes.

En poco tiempo, la selección logró hacerse con el control del partido, no solo en la posesión de balón, sino también en el marcador. Los 2 primeros tiros de la ‘Tri’ al pórtico rival terminaron con un jugador ‘vinotinto’ sacando el balón del fondo del arco. Efectividad al 100%.

Martínez continuó como amenaza por la banda derecha. Si bien las características del jugador de Sucumbíos son distintas a las de su coterráneo Antonio Valencia, pudo crear la misma sensación de peligro en la defensa rival.

Siempre se ayudó con Miler, mientras Felipe Caicedo esperaba con calma su momento de aumentar su cuenta goleadora. Con algo de desorden, los únicos remates al arco de Venezuela fueron obra de Jeffrén Suárez, que apenas inquietó a Esteban Dreer.

Venezuela salió con una actitud diferente y dejó de mostrar tanta pasividad como en la primera mitad. Ecuador sufrió los ataques de su rival durante más de 10 minutos, en los que no pudo controlar los embates que llegaban por las bandas y también por el centro.

Ecuador guardó fuerzas y no salió a presionar muy arriba, por lo que permitió acercarse en varias ocasiones a Venezuela.

Christian Santos intentó en 2 ocasiones, primero con un cabezazo que encontró bien ubicado a Dreer y luego con una acción dentro del área, en la que intentó superar al golero de Emelec, pero apareció con rapidez Noboa para auxiliarlo.

La Tricolor debió resguardarse por momentos en su cancha, por lo que cuando surgió alguna posibilidad de contragolpe con Martínez por la derecha, el acompañamiento era casi nulo de los atacantes, lo que permitió que se reordenaran los ‘Llaneros’ en su cancha.

Las acciones se volvieron a equilibrar, hasta que llegó el golpe definitivo para consumar la victoria en Puerto Ordaz. Montero apareció en su mejor faceta, como habilitador, y lanzó un centro perfecto para ‘Felipao’, que llegó en carrera y de cabeza anotó el tercero de la selección.

La racha del delantero del Espanyol de Barcelona se extendió hasta Venezuela, donde consiguió su cuarto gol en la cuarta jornada de Eliminatorias. Con el tanto que le anotó a Chile en la última fecha de la clasificación pasada, a Brasil 2014, Caicedo sumó 5 partidos consecutivos marcando con la selección e igualó la marca del chileno Jorge Aravena, que en el camino rumbo a México 86 logró ese récord.

Con media hora por jugar y después de un gran esfuerzo en medio del calor intenso y la humedad en Puerto Ordaz, Quinteros ordenó los primeros cambios. Salió Pedro Quiñónez, que tenía una amarilla en el partido contra Uruguay, por Segundo Castillo y también refrescó el mediocampo.

El capitán de la selección, Walter Ayoví, también estuvo cerca de anotar su gol, con un tiro libre lejano, que lo ejecutó a la perfección e impactó en toda la escuadra. Después de esa acción y debido al desgaste, Ecuador bajó el ritmo y también la guardia.

Aquello pareció no afectar en demasía el desarrollo del juego, pues con la goleada no era necesario empeñarse al máximo en la recta final del partido. A poco del final vino el tanto venezolano, cuando en una jugada por la banda derecha llegó un centro al área y apareció Josef Martínez casi sin marca para vencer a Dreer, en su debut absoluto con la selección.

Ecuador despertó tras ese gol y con solo acelerar un poco encontró 2 ocasiones más, que no se convirtieron en goles por la actuación de Baroja. Noboa disparó desde el borde del área, ante la gran respuesta del portero y luego fue el turno de Bolaños, que quería a como diera lugar su gol, pero su disparo fue despejado por Baroja.

Con el nuevo triunfo, Ecuador estableció una nueva marca para sus registros, porque además, desde las Eliminatorias a Corea-Japón 2002, ninguna selección había conseguido 4 triunfos consecutivos al inicio de la clasificación. Argentina llegó a 5 victorias ininterrumpidas en aquella Eliminatoria y ahora Ecuador va en busca de esa marca.

Las ausencias parecen no pesar en el equipo nacional, que muestra un convencimiento con la idea táctica, que provoca un orden en cada línea. De aquí hasta marzo Quinteros recuperará a Énner y Antonio Valencia, para continuar el camino a Rusia contra Paraguay en Quito y Colombia en Barranquilla. (I)

http://www.telegrafo.com.ec/