Blog Page Title

Retirarán últimos chimpancés de laboratorios de EE.UU.

Los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos jubilarán a sus últimos chimpancés de investigación restantes, tan pronto como un santuario federal tenga espacio para ellos.

El gobierno ya había declarado que terminaría la utilización del pariente más cercano del humano como sujeto de experimentación. En 2013, los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH, por sus iniciales en inglés) señalaron que retirarían a la mayoría de los varios cientos de chimpancés en propiedad del gobierno que aún viven en laboratorios de investigación.

Pero apartaron 50 animales para tenerlos en reserva en caso de que fueran necesarios por una emergencia de salud pública o alguna otra situación extrema.

El miércoles, la agencia dijo que también terminarán los días de laboratorio de esos chimpancés.

“Es momento de decir que hemos alcanzado el punto en Estados Unidos en el que la investigación invasiva en chimpancés es algo que ya no tiene sentido”, dijo Francis Collins, director de NIH.

Grupos defensores del bienestar de los animales recibieron con agrado la decisión, y dijeron que trabajarán para encontrar espacios de albergue para los chimpancés.

“Estamos muy contentos por esta decisión”, dijo Kathleen Conlee, de la Sociedad Humana de Estados Unidos.

Surgieron cuestionamientos

Pero algunos defensores de la investigación cuestionaron el sorpresivo anuncio, diciendo que podría ser atinado tener algunos chimpancés de investigación en reserva por si surge algún patógeno nuevo.

“¿Es eso a fin de cuentas a favor de la salud pública?”, preguntó Frankie Trull, presidente la Fundación para la Investigación Biomédica.

Trull señaló que el ébola mata a chimpancés en su medio ambiente, y se preguntó si los esfuerzos para crear una vacuna para simios salvajes podrían ser dificultados sin chimpancés de investigación para probarla.

Los chimpancés fueron vitales para la creación de importantes medicamentos y facilitaron el camino al espacio a astronautas. Pero su utilización se había convertido en algo inusual en décadas recientes, incluso antes de que un reporte de 2011 del Instituto de Medicina señalara que la ciencia había avanzado a tal punto que ya no se justificaba la mayor parte de ese tipo de investigación. Los NIH estuvieron de acuerdo, y comenzaron a disminuir paulatinamente el uso de animales en investigación médica invasiva.

Algunos laboratorios utilizan además chimpancés para investigación de comportamiento no invasiva.

Aproximadamente 300 chimpancés propiedad del gobierno ya fueron enviados al Chimp Haven, un santuario con aprobación federal ubicado en Louisiana. Sin embargo, otros están en espera de espacio. (I)

http://www.eluniverso.com/